Asesora de Bush ve a Rusia como una amenaza

La consejera presidencial en asuntos de seguridad nacional dijo que Moscú representa un riesgo tanto para Estados Unidos como para los aliados europeos de ese país. En una entrevista a una revista especializada en temas diplomáticos, la funcionaria criticó la política de ayudas a ese país de la administración Clinton y dijo temer por el destino del arsenal nuclear ruso.

París (EFE).- La consejera de seguridad nacional de la Casa Blanca, Condoleezza Rice, considera a Rusia como “una amenaza para Occidente en general y para nuestros aliados europeos en particular”.

“Ni ellos ni nosotros somos lo bastante vigilantes frente a los riesgos que representan el arsenal nuclear y los medios balísticos del Kremlin. Ahora bien, tenemos motivos para temer eventuales transferencias de tecnología nuclear procedentes de Rusia”, declaró Rice a la revista “Politique Internationale”, de la que “Le Figaro Magazine” publica ayer extractos en exclusividad.

En las relaciones con Moscú hay que dar prioridad a los problemas de seguridad, empezando con el desarme nuclear, porque “la principal amenaza” actual es que “una Rusia acorralada deje que parte de su arsenal nuclear caiga en malas manos”, recalcó Rice.

La consejera del presidente George W. Bush arremetió duramente contra la política del ex titular de la Casa Blanca, el demócrata Bill Clinton, hacia Rusia, en particular la ayuda económica a Moscú, un “error de apreciación que nos habrá costado unos 50.000 millones de dólares”, dijo la funcionaria .

Malas perspectivas

Rice instó al presidente ruso, Vladimir Putin, a emprender una nueva ola de reformas “en todas las direcciones” en los años venideros.

Preguntada sobre cuál será, a su juicio, la política exterior del Kremlin en los próximos años, la consejera republicana pronosticó que Rusia se va a aproximar cada vez más a los países árabes, incluido Irak, y que esa evolución llevará a Moscú a “negarse a contribuir a ciertos esfuerzos en favor de la paz”.

Respecto a la participación de EEUU en ciertas operaciones de la OTAN bajo la presidencia de Clinton, dijo que “hay ocasiones en que hay que saber no hacer alarde de la potencia propia” y reiteró sus críticas a los “motivos morales” invocados por el predecesor de Bush para justificar la intervención en la región de Kosovo.

Aseguró que “el nuevo Gabinete republicano está resuelto a evaluar de nuevo, en concertación con sus aliados europeos, la presencia de las fuerzas estadounidenses en la región”.

EEUU envió a sus soldados a Kosovo “sin un plan preconcebido y, sobre todo, sin poner toda la carne en el asador, lo que hubiera permitido limitar el número de víctimas y la duración de la operación”, dijo Rice.

La consejera de seguridad nacional de Bush se declaró favorable a una intervención militar de EEUU “en caso de peligro demostrado o potencial para nuestros aliados” y en contra de “toda participación decidida a la ligera so pretexto de una misión humanitaria”.

Preguntada si está a favor de levantar el embargo de EEUU a Cuba, Rice dijo que “no, mientras Fidel Castro se aferre al poder”.

“El ‘Líder Máximo’ apostó por el caballo equivocado y tiene que pagar las consecuencias”, afirmó.

Cerca del racismo

Casi la mitad de los jóvenes alemanes cree que hay demasiados extranjeros en el país, y uno de cada 10 alemanes menor de 17 años piensa que el nazismo fue una buena idea, según el Instituto Forsa.

El sondeo, que incluyó a 1.106 alemanes de edades que oscilaban entre los 14 y 25 años, mostró que el 46% de los entrevistados en el ex comunista este de Berlín.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios