Auditoría nacional confirma el traslado de la U-9

El procurador penitenciario Francisco Mugnolo inspeccionó la cárcel. Hoy hará lo mismo en la Unidad 5 de Roca

NEUQUEN (AN).- El procurador penitenciario de la Nación, Francisco Mugnolo, dijo que el cambio de autoridades a nivel nacional no afectará el traslado de la cárcel de máxima seguridad neuquina a otra localidad.

«Hubo cambios de funcionarios, no de política de gobierno», ratificó en relación al reemplazo de Patricia Bullrich en Política Penitenciaria, e indicó que la decisión permanece intacta porque la U-9 tal como está, no cumple la función resocializante que debería tener, «salvo alguna excepción».

«Lo importante es el consenso general de quienes llevamos adelante la política criminal y penitenciaria de que esta unidad está acabada por razones técnicas, edilicias y de infraestructura», afirmó.

Mugnolo arribó el lunes con un equipo de profesionales a esta ciudad para auditar la cárcel, analizar su funcionamiento, entrevistar a los internos y observar el resguardo de los derechos elementales de la población carcelaria.

Hoy efectuará la misma tarea en la unidad cinco de General Roca, en compañía de un médico, dos abogados y un funcionario de la procuración federal.

Ayer por la mañana presentó los saludos protocolares al intendente Horacio Quiroga, en un alto a una jornada signada por entrevistas particulares a un centenar de internos de los 240 que habitan la U-9.

La primera impresión que tuvo del estado edilicio del establecimiento y de cómo viven allí los presos fue desfavorable. Por la complejidad de los problemas, estimó que «visitará» la U-9 un mínimo de dos veces al año.

Reconoció no obstante que las condiciones edilicias «no ayudan a lo específico del tratamiento» que necesitan los internos.

Mugnolo se definió a si mismo como el defensor de los derechos humanos de los internos alojados en las 32 cárceles federales del país. En su exposición, la palabra «preso» estuvo fuera del vocabulario.

Hace cinco meses desempeña esta función, y en ese período realizó 15 denuncias penales por uso de violencia contra los internos en las cárceles. Es también el primer procurador que interviene en temas criminológicos. Explicó que su equipo trata de mantener la relación más estrecha posible con los aproximadamente 9.000 internos que habitan las unidades federales. A esos fines habilitó el número telefónico gratuito 0800-333-9736, que desde que se instaló recibe más de 100 llamadas diarias.

Mugnolo tiene una visión crítica del sistema carcelario tradicional. Cree que hay que crear alternativas para la gente que comete delitos no graves, si lo que realmente se busca es su «real recuperación».

No comparte tampoco la intención de limitar los alcances de la excarcelación, en tratamiento en Diputados: «si el concepto es más encierro, que la gente se pudra en la cárcel, si es no reconocerla como ser humano que ha cometido errores, y si se desconoce el mandato de la Constitución, entonces puede que avance. Porque no es con más sanciones punitivas como se elimina el delito. Hay que atacar sus causas, no los efectos. Hay penas alternativas a la cárcel, desde la probation a modernos mecanismos de control, que permiten a las personas salir del ambiente delictivo».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora