Austria hace peligrar la libre circulación en la UE

Trata de frenar el flujo de inmigrantes.

AP

VIENA.- El anuncio de Austria ayer de que construirá una valla en su frontera con Eslovenia para frenar el flujo de migrantes desató una ola de críticas de sus socios europeos y supone una nueva amenaza para tratado de libre circulación de Schengen. No obstante, en una conversación en esta misma jornada, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el jefe del gobierno austríaco, Werner Faymann, convinieron que en Europa “no hay lugar para las vallas”. Por su parte, el primer ministro esloveno, Milo Cerar, recordó que su país “ya se había preparado para algo similar desde hace un tiempo”, y dijo que “está decidido a levantar una barrera” en su frontera con Croacia si es considerada necesaria. La ministra del interior austriaca, Johanna Mikl-Leitner, no dio detalles sobre como sería esa eventual valla, la primera entre dos países del espacio de Schengen y miembros de la Unión Europea (UE), pero negó que sea un muro antiinmigrantes. “Se trata de asegurarnos de que haya una entrada ordenada y controlada en nuestro país y no de cerrar nuestra frontera” con Eslovenia, por donde transitan miles de migrantes rumbo al norte. Sin embargo, Juncker y Faymann se pusieron de acuerdo en una conversación telefónica en que “las vallas no tienen su lugar en Europa”, indicó una portavoz de la Comisión. “El presidente y el canciller repitieron su posición común: las vallas no tienen su lugar en Europea”, según la fuente, lo que contradice el anuncio de Mikl-Leitner Cerar, no obstante, relativizó la posición de Liubliana al menionar “una barrera de baja altura, un obstáculo que permita regular el flujo de migrantes”. Las reacciones en cadena a lo largo de la ruta de los Balcanes, que parte desde Turquía y Grecia, son temidas por la UE que el domingo en una minicumbre en Bruselas llamó a los Estados a no tomar decisiones unilaterales. “Esto demuestra que la política europea en cuestiones de migración y acogida de refugiados no funciona (…), lo que pone en tela de juicio los principios de Schengen”, comentó Olivier Clochard, investigador del CNRS y presidente de la red Migreurop, respecto al anuncio de Viena. El martes, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió que la crisis migratoria podría provocar “un sismo en el paisaje político europeo” porque pone en peligro el principio de libre circulación. (AFP)

Los socios europeos de Austria presionan para que este Estado no viole la libre circulación de Schengen por la crisis migratoria.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios