Bariloche enamoró a puro chocolate

Con una ocupación que superó las cifras de temporadas anteriores, la ciudad vivió a pleno la Fiesta Nacional del Chocolate. Unos 1.000 chicos participaron de la “cacería” de 4.000 de huevos de Pascua, distribuidos en la plaza de la Catedral.

La tradicional “cacería de huevos de Pascua”, de la que participaron unos 1.000 niños, le puso el broche de oro a la quinta edición de la Fiesta Nacional del Chocolate que se desarrolló en Bariloche.

Ni las bajas temperaturas ni la llovizna intermitente impidieron que gran cantidad de chicos menores de 11 años, junto con sus padres, se sumaran a la búsqueda de los 4.000 huevos que fueron escondidos en diversos rincones de la plaza céntrica de la Catedral y en el parque contiguo a la escuela de arte La Llave en el sur de la ciudad.

“¡Se largó la cacería!”, gritó uno de los coordinadores de la actividad pasadas las 10, mientras se levantaban las vallas para que los chicos ingresaran corriendo en busca de los tesoros de chocolate.

De esta forma, cerró una nueva edición de la Fiesta Nacional del Chocolate que contó con la visita de una gran cantidad de turistas, especialmente del Alto Valle y de Buenos Aires, y la participación de muchísimos barilochenses.

Más allá de las actividades previstas, el emblemático Centro Cívico y la calle Mitre se llenaron de familias durante los cinco días de festejos.

Allí aprovecharon para fotografiar los 12 huevos de dos metros de altura en el Paseo del Chocolate, admirar los arcos decorados en el ingreso a la plaza principal, posar junto a una figura gigante de un conejo o hacer la fila para ingresar a la casa de chocolate de Hansel y Gretel en el corazón de la plaza.

Chocolaterías completas

Las distintas chocolaterías de la ciudad también desbordaron de gente que aguardaba un lugar para poder sentarse; mientras tanto, observaban a los maestros chocolateros decorar huevos gigantes. Muchos aprovecharon para sacarse fotos también con ellos.

“Fue una verdadera fiesta. La gente salió a la calle y se sintió identificada con la fiesta. Desde la barra de chocolate de 200 metros, el show de la Camerata Bariloche que convocó a mucha gente mayor que lo disfrutó con reposeras en el Centro Cívico y la participación de los más chicos, los protagonistas de la fiesta, con Los Cazurros y la búsqueda de huevos a pesar del frío”, señaló el secretario de Turismo de Bariloche, Marcos Barberis.

“La mejor fiesta”

Leticia Fenoglio, integrante de la Cámara de Chocolateros de Bariloche, fue contundente: “Fue la mejor fiesta que hemos realizado. Le gustó a los residentes y a los turistas. Esta fiesta se logró gracias al trabajo en equipo del municipio, el Emprotur y la Cámara de Chocolateros. Este tipo de eventos en la ciudad une a la comunidad”.

Barberis aseguró que el nivel de ocupación de la ciudad alcanzó el 80% cuando el promedio histórico en Semana Santa apenas llegó al 74%.

“Hubo hoteles de 3, 4 y 5 estrellas que tuvieron el 95% de ocupación. La gente no se volcó a las excursiones pero paseó por el centro de la ciudad, disfrutó de todos los atractivos que había y compró”, expresó Barberis.

Los costos

“La Fiesta fue un contagio de alegría para todos. La apuesta ahora es que la Fiesta de la Nieve convoque de la misma manera”.

Marcos Barberis, secretario municipal de Turismo de Bariloche.

Datos

3,4
Millones de pesos costó la Fiesta Nacional del Chocolate. El año pasado fueron dos millones de pesos.
“La Fiesta fue un contagio de alegría para todos. La apuesta ahora es que la Fiesta de la Nieve convoque de la misma manera”.

Temas

Río Negro
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora