El municipio se endeuda en 85 millones para bacheo y pavimento

El préstamo se deberá devolver en siete años, con seis meses de gracia y una tasa del 17%.

11 oct 2018 - 13:21

El intendente Gustavo Gennuso anunció hoy la puesta en marcha de un programa de bacheo y repavimentación que espera financiar con recursos de distinto origen, incluido un empréstito por 85,8 millones de pesos que ya está preacordado con el gobierno nacional.

El intendente reconoció que la ciudad arrastra un grave déficit en su infraestructura vial y asimiló la calificación que circula en las redes de Bariloche como la “capital nacional del bache”. Dijo que “reconocer lo que falta hacer” es indispensable para encontrar las soluciones.

El plan demandará inversiones por casi 170 millones de pesos, a los que se sumarán casi 50 millones del plan Castello, para la construcción de un nuevo puente sobre el Ñireco, con sus respectivos accesos.

El empréstito debe ser aprobado por el Concejo y estará enmarcado en el Fondo Fiduciario de Infraestructura que administra el gobierno nacional y que el municipio tramitó a través del IPPV.

Según indicó el secretario de Hacienda, Diego Quintana, se trata de un préstamo a devolver en siete años, con seis meses de gracia y una tasa del 17%, “que son condiciones imposibles de encontrar en el sector privado”. Aclaró que los vencimientos mensuales para el municipio rondarán los 2 millones de pesos y en parte estarán “calzados” con lo que paguen los propios vecinos, ya que algunas de las obras entrarán en el régimen de “contribución por mejoras”.

A esos 85 millones se sumarán 10 millones remanentes del fondo sojero, 8 millones aportados por Vialidad Provincial para obras de responsabilidad compartida y 70 millones no reintegrables de un programa pactado el año pasado con el ministerio del Interior, cuyo anticipo se demoró y recién fue remitido en agosto pasado.

Las obras incluirán pavimento nuevo y bacheos de mantenimiento en las calles Elflein, Elordi, Pasaje Gutiérrez, Campichuelo, Juan Herman y Sobral, entre otras.

En el diagnóstico presentado hoy Gennuso subrayó que sólo el 24% de las calles del ejido urbano están asfaltadas (unos 170 kilómetros) y hay otros 540 kilómetros de tierra o ripio. Dijo que la vida útil del pavimento es de 25 años y que “el 90% ya está amortizado”.

Anunció que ya existe un equipo de trabajo dedicado exclusivamente al mantenimiento de calles, con galpón y maquinaria propia, y que el año próximo creará la dirección municipal de vialidad.

DeBariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.