Becher dice que habrá cloacas tras la urbanización

El intendente acusó a los residentes de no querer pagar los lotes de la península.

CINCO SALTOS (ACS).- El presidente del Concejo Municipal de Cinco Saltos, Carlos Becher, aseguró que las críticas ambientales vertidas por los dueños de casas en el lago Pellegrini se esgrimieron para justificar su negativa de pago de los terrenos. Aseguró que las cloacas para el Pellegrini dependen de que se inicie la urbanización proyectada y les recordó a los residentes que «las tierras del lago no son de ellos, son de la comunidad de Cinco Saltos».

«Hace dos años diseñamos este esquema-en el Lago Pellegrini- para generar fuentes de trabajo y una actividad económica que reemplazará a la que se cerraba, que era Indupa», recordó Becher.

Al consultársele si la duplicación de la cantidad de pozos ciegos en el lago no llevará -independientemente de la postura que tengan los residentes- a una contaminación mayor del espejo de agua, Becher contestó: «está prevista la ejecución de nuevas obras y de un sistema cloacal, pero el DPA está a la espera de que el municipio defina cómo va a ser el proceso de desarrollo».

La referencia del jefe comunal apuntó de lleno a la paralización del proyecto de urbanización tanto por las exigencias de recaudos ambientales en el Concejo Municipal, como ahora por las amenazas de los antiguos residentes de iniciar acciones legales si les cobran los terrenos.

El proyecto total, de unos 2.000.000 de pesos de envergadura, se prevé financiar tanto por la venta de lotes nuevos como por el cobro de los existentes.

Las casas de los antiguos residentes -todos con el sistema de pozo- llegan a 450; en tanto el año pasado se vendieron los 170 lotes de Punta norte l, ll y Playa Bonita como primera parte del proyecto oficial. Los dueños de las casas en el lago aseguran que si los 450 pozos contaminan un lago que no tiene salida natural, 170 pozos agravarán la situación y acentuarán el proceso de eutroficación.

Por ahora tampoco se habla de los casi 400 lotes proyectados para salir a la venta en La Bahía y la península de Tortuguitas, una zona que será codiciada por su ubicación y que dentro del proyecto de urbanización es el sector más cotizado y codiciado.

Pero esta etapa está frenada por el pedido de una certificación ambiental al Codema, antes de avanzar con el relleno y diagramación de estos lotes, debido a las críticas que cosechó el oficialismo cuando rellenó y compactó los terrenos para la venta de los 170 lotes, sin tener en cuenta el impacto ambiental que ocasionaron las tareas. «En un lugar que no crece, es difícil conseguir nuevas obras. En el lago está previsto el sistema cloacal pero se está a la espera de que allí se defina un sistema de desarrollo», reiteró Becher.

La referencia del presidente del Concejo es al acta acuerdo por la que se transfirió el sistema de agua potable a ARSA y que estableció en el cuarto artículo que «cuando el municipio defina las áreas de desarrollo futuro, La empresa ARSA realizará los proyectos directores para las redes de agua y cloacas».

El presidente del Concejo aseguró que «contaminan más los antigüos residentes, que los nuevos lotes». Detalló que los nuevos compradores cuentan con exigencias de obra para hacer el pozo ciego que incluyen una cámara séptica, una cámara de inspección y el pozo, de modo tal que el tratamiento de la filtración cloacal es máxima. «Eso no se puede corroborar en las antiguas viviendas, y hay una gran mayoría que sólo hicieron el pozo negro, y con esto están contaminando más que cualquier nuevo vecino al que le entregamos el instructivo», reiteró.

Al cierre de esta edición, un grupo mayoritario de los residentes del lago estaban reunidos en el Club Cinco Saltos.

«Se hicieron las cosas a las apuradas»

CINCO SALTOS (ACS).- «Se hicieron las cosas a las apuradas y sin respetar la normativa provincial; no hubo estudios previos y se ejecutó una invasión al lago con el relleno de los 170 lotes, porque no es un quiosco, sino lotes nuevos sobre un ecosistema acuático», planteó una de las técnicas que promovió la paralización de las topadoras en el Pellegrini hasta medir el impacto ambiental que se estaba llevando a cabo.

Los especialistas en planificación y en el cuidado de medio ambiente aseguraron estar de acuerdo con un proceso de desarrollo en el Lago Pellegrini, al tiempo que advirtieron que esto se debe llevar a cabo tomando «medidas correctivas» del impacto ocasionado con el relleno de terrenos, y avanzar con una planificación que tenga en cuenta el medio ambiente del lago para llevar a cabo la urbanización pretendida.

María Isabel Abad -técnica en saneamiento ambiental y técnica en planificación ambiental- describió que cuando vio las topadoras en la zona del lago rellenando el área de juncos para hacer parrilleras, donde abundaban los nidos de patos y cisnes, «me fui urgente al Concejo para decirles que tengan cuidado, que había que hacer estudios antes de modificar un medio tan frágil como es el lago», dijo.

La intervención de Abad y otro grupo de especialistas determinó la realización de un estudio que no conformó al Concejo. La conclusión del trabajo respaldó el proyecto oficial por considerarlo ambientalmente sustentable, pero no midió el impacto que produjeron los trabajos durante todo el 2001.

El licenciado en Geografía y técnico ambiental, Julio Anguita agregó que el nuevo loteo generará un problema de mayor filtración orgánica hacia el lago, lo que aumentará el proceso de eutroficación. «Casi todos los pozos -actuales- en el lago están continuamente llenos por el contacto subterráneo con el agua del lago y si a esto le agregamos que los nuevos se harán sobre tierra que recientemente fue compactada donde antes hubo agua, el problema se agrava», aseguró.

Qué es la eutroficación

La eutroficación es un proceso por el cual un embalse potencia un gran desarrollo de la vegetación y la degradación progresiva del ecosistema.

La eutroficación en un curso o depósito de agua puede producirse de manera natural, pero las actividades humanas pueden acelerar en gran medida este proceso. Las consecuencias son las siguientes:

– Crecimiento excesivo de las poblaciones de algas y plantas acuáticas.

– Coloración verdosa de las aguas y poca transparencia.

– Baja la cantidad de oxígeno del agua.

– La descomposición de la materia orgánica en condiciones anaerobias origina productos tóxicos que dan mal olor y sabor al agua.

– La composición de las poblaciones piscícolas se modifica.

Se teme que este proceso se acentúe en el Lago Pellegrini con la incorporación de pozos ciegos. El espejo de agua tiene como variable en contra que no recambia sus aguas. De hecho, el lago fue creado como una vía de escape para paliar las crecidas del río Neuquén, y sólo tiene un canal de ingreso. En 1914 fue inaugurada la obra que le dio origen.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios