Bongiorno: «Estoy muy tranquila. Fui coherente»

CIPOLLETTI (AC).- «Estoy muy tranquila, porque votando en contra respondí al mandato de la amplia mayoría de la gente de mi provincia. Y fui coherente y fiel con mis convicciones. Del Frente Grande nacional nunca nadie me contactó. Hace un tiempo, cuando Eduardo Sigal quiso hablar conmigo, le hice decir que si era una cuestión política que consultara a mi referente, el diputado y amigo Julio Arriaga», dijo ayer la senadora María José Bongiorno, en respuesta a la actitud de la cúpula nacional del Frente Grande de enviar su caso al Tribunal de Etica y Conducta con moción de expulsión, por no haber acompañado a la ley K de Servicios Audiovisuales.

Dijo además que por razones de mucho peso «jamás» podría haber compartido el proyecto, y que tanto el diputado Arriaga como su par de cámara baja Lorena Rossi ya le adelantaron que, si la expulsaban, ellos también se iban del partido que preside Sigal.

Vale recordar que una vez conocido el voto negativo de Bongiorno, la conducción del FG motorizó los mecanismos para la drástica determinación de expulsarla. Y el 21 del corriente comenzará la secuencia interna para que se la juzgue y se resuelva.

Las relaciones entre Bongiorno y su fuerza política se fueron deteriorando hasta el punto tal que la senadora formó un bloque propio en la Cámara Alta, apartándose de la coalición Frente para la Victoria de la que sí forma parte el FG de Río Negro y por la que accedió a su banca. «No voté ese proyecto porque menoscaba el derecho a la información, cercena la libertad de expresión, avanza sobre contenidos y, lo que es casi tan grave como lo antedicho, se judicializa, y toda ley que se judicializa termina siendo incumplible. Y si hay indemnizaciones el costo lo pagará el pueblo argentino», dijo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios