Brillan las luces de los chicos asesinados en Patagones

Fue inaugurada la obra del artista plástico de Danilo Vasiloff que recuerda a Sandra Núñez, Evangelina Miranda y Federico Ponce.



1
#

2
#

El parque Piedra Buena recuerda a los jóvenes asesinados hace 10 años. (Fotos: Evangelina Martínez)

Sociedad

El río Negro, en la margen Norte del Valle Inferior, tienen permanente iluminación con la estrella de Sandra Núñez, Evangelina Martínez y Federico Ponce. El monumento comenzó a brillar ayer, a 10 años de su asesinato en la Escuela Islas Malvinas.

La obra se presenta como una nueva referencia histórica más del Parque Piedra Buena donde también fue inaugurado un anfiteatro que servirá para encuentros populares de jóvenes, y a su vez dejen un permanente recuerdo de lo que ocurrió el 28 de setiembre de 2004 cuando fueron tiroteados por su compañero “Juniors” Solich.

La escultura conmemorativa tiene como sello de autor al artista plástico Danilo Vasiloff. Su base es un escenario que intenta mezclarse con el paisaje -en inmediaciones del muelle de lanchas- sus relieves y contornos; a la vez que busca reunir las condiciones funcionales que propicien su utilización para fines culturales.

Su diseño tiene por objeto formular una invitación a observarlo sin que trate de generar un estímulo obligatorio. Precisamente, allí, sin ninguna obligación se congregó una multitud para acudir al acto central conmemorativo de la tragedia.

Luego de una ceremonia religiosa se concretó la tradicional suelta de palomas y de velas sobre el río. Cada envase, en un total de 100, transmite mediante un “sticker” una consigna y a la vez, petición: “Una luz de la vida nunca se apaga, por ellos nuestro homenaje, nuestro respeto, una mejor educación, justicia; y por todos ellos y por nosotros”. En su pie, se pone énfasis en destacar “El respeto por la vida, y el compromiso de responsabilidades”.

Los actos tuvieron una puntillosa organización con la familia Ponce a la cabeza, padres del fallecido Federico, quienes se ocuparon de acomodar en forma simbólica las velas.

Los recipientes bordearon un jardín de flores multicolores que tienen el dibujo de un corazón, y luego el grupo de apoyo hizo lo mismo rodeando otros canteros.

El acto central contó ayer con la presencia de una decena de jóvenes compañeros de los chicos asesinados en el 1° B de ese colegio maragato. Incluso, algunos viajaron largas distancias para estar presente, como Nicolás Leonardi quien está a punto de recibirse de odontólogo en La Plata.

También acudieron algunos familiares de los jóvenes, el intendente Ricardo Curetti, la directora de la escuela, Adriana Roumec, y los funcionarios educativos, Lilian Sewald y Juan Sonzini.

La nueva “Marcha por la luz” como se le denomina a las recordaciones anuales tuvo un programa completo, ya que antes de la ceremonia central se concretó un espectáculo de música.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


Brillan las luces de los chicos asesinados en Patagones