Bruno formó una empresa agrícola

Un funcionario provincial conformó una empresa que podría verse beneficiada con el crecimiento de la actividad agrícola y el arrendamiento de tierras en la región. El secretario de Desarrollo Económico, -y uno de los principales impulsores de los convenios con China- Maximiliano Bruno, según informa el Boletín Oficial del 4 de este mes integra junto a otros tres socios la flamante empresa “Fondo de Inversión Patagónico Sociedad Anónima”, con el objeto de dedicarse “por cuenta propia o de terceros o asociada a terceros tanto en el país como en el extranjero a operaciones agrícolo-ganaderas, su comercialización, industrialización y exportación de los especímenes y productos derivados de dichas explotaciones, acopiados, arrendamiento y compraventa de establecimientos rurales”. Prevé la posibilidad de comercializar todo tipo de producto para la sanidad vegetal y animal, venta de semillas, forrajes, cereales, frutos secos, oleaginosas, maquinarias e implementos agrícolas, ejercer representaciones, comisiones y consignaciones. Bruno y Nelson Adrián Cecchini -productor agropecuario de la zona- poseen cada uno 40 de las 200 acciones totales, mientras que dos hermanos, Jorge Claudio Pose -comerciante radicado en Villa Martelli- y Hernán Manuel Pose -docente universitario local- poseen las restantes 120 acciones entre ambos. Bruno negó que la nueva empresa estuviera dirigida a beneficiarse con el convenio agroalimentario con China. “No tiene nada que ver, es una sociedad que armamos con dos amigos y el hermano de uno de ellos para hacer una explotación en la zona del Idevi, sobre fruta seca”, dijo. Aclaró no obstante que los fines son “amplios, como toda explotación agropecuaria”. Confirmó que uno de los socios posee un establecimiento en la zona. “El estatuto es modelo, copiado de otras sociedades, en función de las amplias actividades que pueda tener un establecimiento agropecuario; no tiene nada que ver -con los acuerdos con China- es una actividad privada con tres de los socios que residimos en Viedma y uno en Buenos Aires”. La ley de Ética e Idoneidad en la Función Pública (3550) prohíbe a los funcionarios “recibir directa o indirectamente beneficios originados en contratos, concesiones o franquicias que celebre u otorgue la administración en el orden provincial o municipal”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios