Buscan solución para Casa de Piedra

Analizan la extracción de riolita de una cantera pampeana para reforzar la cobertura

CIPOLLETTI (AC)- El ente estatal que maneja la presa Casa de Piedra, sobre el río Colorado, iniciará este año un plan para solucionar definitivamente el grave problema de erosión que sufre la cobertura de roca de la obra: en breve se analizará la factibilidad de explotar una cantera pampeana de riolita, lo que podría demandar una inversión de varios millones de dólares.

Por ahora, lo que se hizo fue llamar a licitación para un ensayo de voladuras en una cantera ubicada en Puelches, La Pampa. Esta tarea, que es apenas un paso previo, tiene un presupuesto oficial de 160.000 pesos.

Con 11 kilómetros, Casa de Piedra es una de las presas más largas del país, a pesar de que su coronamiento es modesto, lo mismo que su embalse y su capacidad de generar electricidad.

La cobertura de piedra de una presa se llama «rip-rap». Sirve para proteger el espaldón de la obra de los efectos del agua y el viento.

Cuando se diseñó Casa de Piedra, se proyectó que esa cobertura fuera de piedra caliza, que, por una cuestión de ubicación de las canteras y de costos de traslado, era mucho más económica que el material óptimo: el basalto.

La piedra caliza, además de liviana, es sumamente proclive a la erosión por efecto del agua.

 

Viento y olas

 

Además, por su ubicación, el embalse de Casa de Piedra es una fábrica de un viento que provoca olas enormes. Hace dos veranos llegaron a los 2,3 metros.

La humedad y el golpe del agua terminaron por dañar el 'rip-rap', que en ciertos puntos se desmoronó y dejó al descubierto materiales que no deberían estar expuestos a la fuerza del viento y las olas.

En julio del año pasado fue necesario echar mano a las reservas de piedra caliza acopiadas en las inmediaciones de Casa de Piedra para tapar los pozos que se formaron en la presa, con una inversión de 800.000 pesos. Para ello, durante un mes quedó cortada, durante el día, la ruta 6 que pasa por encima de la obra.

Lo que hará el ente ejecutivo que maneja la presa (integrado por Nación y las provincias de Río Negro, La Pampa y Buenos Aires), si se determina que la cantera de riolita tiene un rendimiento suficiente, es colocar, donde la caliza se desmorona, la nueva piedra.

El plan requería, antes de la devaluación, de una inversión de entre 4 y 5 millones de dólares.

Esta presa tiene una doble función: la regulación del río Colorado, lo que asegura el riego aguas abajo, y la generación de electricidad.

Su potencia generadora es modesta: 60 megavatios (MW), la mitad de Arroyito.

Comenzó a construirse en 1983. Seis años más tarde se inició el llenado del embalse. La primera de las dos turbinas empezó a entregar electricidad al sistema nacional de interconexión (con un tendido que va hasta la zona de 25 de Mayo, La Pampa) en 1996.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios