Bush firmó el «salvataje inmobiliario»

Busca ayudar a propietarios sobre-endeudados y entidades hipotecarias

WASHINGTON (AFP) – El presidente estadounidense George W. Bush firmó un vasto plan de salvamento inmobiliario, diseñado para ayudar a los propietarios y a las instituciones de refinanciación hipotecaria, indicó ayer la Casa Blanca.

«El presidente Bush firmó la ley», indicó el portavoz de la Casa Blanca Tony Fratto en un comunicado. «Estamos impacientes por instaurar nuevas autoridades para mejorar la confianza y la estabilidad de los mercados y brindar una mejor supervisión para Fannie Mae et Freddie Mac», agregó el portavoz, quien indicó que el gobierno federal iba a «comenzar a ejecutar nuevas políticas para permitir a más familias estadounidenses permanecer en sus casas».

La norma, que legisladores de ambos partidos han calificado como vital para levantar el sector inmobiliario, suministra 300.000 millones de dólares en garantías federales para ayudar a refinanciar hipotecas y prevé inyecciones de crédito estatal a Fannie Mae y Freddie Mac, los dos líderes del mercado hipotecario. Además, ofrece 3.900 millones de dólares para ayudar a los gobiernos locales a adquirir y rehabilitar las viviendas confiscadas.

El presidente de Fannie Mae, Daniel Mudd, elogió a Bush por promulgar la ley, que «suministrará un apoyo fundamental para el mercado inmobiliario y ayudará a impedir el embargo (de su vivienda) a familias de trabajadores».

La ley «también instaura una serie de reformas históricas que pondrán el financiamiento hipotecario de Estados Unidos en una situación sólida a largo plazo», incluyendo el establecimiento de nuevo marco regulatorio para Fannie Mae y Freddie Mac. El martes, cuando el Congreso envió el proyecto ya sancionado para su promulgación, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi había calificado de «histórica reforma» la legislación.

«Al ayudar a los estadounidenses a evitar embargos, combatiendo el crédito depredatorio, protegiendo a las comunidades de la plaga de las viviendas abandonadas, y proporcionando generosos incentivos para estimular la compra de viviendas, esta ley ayudará a fortalecer el mercado inmobiliario y crear empleos», dijo Pelosi.

El plan de ayuda es aprobado cuando el sector inmobiliario continúa afectado por una crisis iniciada hace casi dos años y los indicadores muestran que los precios de las viviendas siguen cayendo, el número de casas disponibles sigue creciendo y los inversores esperan obtener aún mejores precios.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios