Cada argentino toma 1 kilo de café al año

“¿Sabías que en el mundo se consumen 30.000 tazas de café por segundo?”, así comenzaba la invitación a un encuentro organizado por una empresa internacional para charlar sobre el negocio en Argentina y las tendencias de consumo. Allí los especialistas no pusieron reparos en confirmar que “hoy, saborear esta infusión es toda una experiencia gourmet”.

CONSUMOS

Hay un rito que los argentinos cultivan a gusto: el encuentro para tomar un café. Para hablar de asuntos personales, limar asperezas comenzar una relación amorosa o terminarla o bien conversar de lo que sea, la taza del café parece ser un sello indeleble de nuestros bares y hogares. Sin embargo, la cantidad de café consumido en el país entierra esa idea tan acuñada en el imaginario popular. Con un consumo de 140 tazas por persona al año, la Argentina supera a Indonesia o China, pero está debajo de Chile, Japón o Polonia. No parece una cuestión vinculada al frío o al calor. En el cálido territorio brasileño, beben 513 tazas anuales per cápita. Y en la helada Finlandia, cada persona se toma 1.361 cafés, es decir 12 kilogramos por persona al año, seguidos de los noruegos (casi 10 kg por persona), los suecos (8,4 kg) y los holandeses (8,2). En Italia, a pesar de la fama de esta bebida caliente, se consumen “solo” 5,9 kg por persona al año, algo menos que en Alemania (6,4 kg). España ocupa el puesto 19 en el ranking mundial, con un consumo de 4,5 kilogramos de café por persona cada doce meses, informó Clarin en una nota sobre el consumo del café. En el puesto 20 se sitúa Estados Unidos (4,1 kilogramos por persona). El estudio también muestra que esta bebida tiene un papel relevante en las jornadas laborales, pues el 34% de los encuestados lo necesitan para enfrentar su día y 46% de quienes lo beben afirma que son menos productivos si no lo consumen. A continuación el resto de profesiones por orden de consumo de café: lo lideran los científicos, seguidos por los técnicos de laboratorio, profesional de las Relaciones Públicas, administrador en el ramo de la educación, periodistas, trabajadores de la salud, médicos, cocineros, profesores, trabajadores sociales, profesional de las finanzas, trabajores en Recursos Humanos, enfermera, funcionarios de gobierno y mano de obra profesional. Todo un placer El aroma de un café despierta los sentidos y ni hablar de una taza humeante antes de empezar el día, sobre todo cuando el termómetro no se movió demasiado lejos del 0°. Son muchos los que no pueden resistir su encanto, por lo cual lo prefieren fundamentalmente para el desayuno. Sin embargo, se trata de una bebida que se presta para cualquier momento del día, ya que está asociada a lo emocional. Infaltable después de una cena con amigos o para una reunión rápida en medio de la jornada laboral, es la excusa y el fin último. Según una encuesta reciente sobre los hábitos de consumo de café de los argentinos –encargada por la Cámara Argentina de Café–, un sorprendente 70 % de los consultados comienza el día con esta infusión y la mitad de quienes respondieron el sondeo toma entre 1 y 3 tazas por día. Pero no es un fenómeno argentino solamente: se trata de la segunda bebida más consumida a nivel mundial, después del agua. En nuestro país se consume, en promedio, 1 kg de café por persona al año. Hilary Strong, directora de The Brand Bean, empresa que desarrolló el estudio, explicó que observaron que el café “moviliza el placer sobre la bebida en sí, los beneficios psicológicos que brinda y el ritual del consumo”. Es decir que el momento en que es tomado es más importante que el horario en que se toma, pero hay dos instancias indiscutidas para elegirlo: el desayuno y la merienda. Su fortaleza es que se lo considera energizante y por eso se apela a él cuando hay que trabajar, estudiar o quedarse hasta tarde. Entre las conclusiones, se destaca que se asocia con dos estados que parecen ser opuestos: despertarse y descansar. La encuesta fue realizada entre 419 personas bebedoras de café, la mayoría de Buenos Aires y Capital Federal, y destaca como las principales atribuciones que se trata de un producto natural, que favorece la concentración y aporta antioxidantes. Sano y natural El café integra la lista de las bebidas que complementan la alimentación saludable, junto a los 5 grupos básicos de alimentos para la buena salud (sustancias grasas, lácteos, carnes y huevos, frutas y verduras, almidones). Entre sus propiedades, el café de forma natural, mejora la concentración y contiene antioxidantes. Según la licenciada Andrea Rochaix “el café contiene naturalmente una variedad de compuestos antioxidantes. Un dato importante es que los antioxidantes son compuestos que protegen al organismo del daño oxidativo que causan moléculas llamadas radicales libres, que producen la degeneración en las células”. En relación al atributo natural del café, aseguró que “cuando tomamos café, consumimos componentes naturales del grano y componentes producto del tostado”. Cabe agregar que el consumo de café moderado habitual no aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. “Existe una amplia variedad de estudios en participantes sanos y pacientes que ya sufren enfermedades cardiovasculares, en los que se descubrió que el café no constituye un factor de riesgo en la salud cardiovascular”, afirmó el Dr. Franchella. En un metaanálisis de 21 estudios publicados, en los cuales se investigó a 20.093 personas, relacionando el consumo de café y el riesgo de enfermedad coronaria, no se encontró una asociación significativa entre el consumo de café y el riesgo a largo plazo de la enfermedad coronaria. De hecho, un estudio holandés encontró el menor riesgo en grupos que habitualmente consumen 2-3 tazas de café al día. Sobre gustos… El 41% de los consultados en la encuesta dijo que suele tomar un café sin compañía asociándolo a un momento de distensión, mientras el 31% habitualmente toma café con amigos. Por otra parte, 31% lo consume acompañado de una comida y 34% después de una comida. De los primeros sorprende la diversidad de gustos, sobre los cuales ya se sabe que no hay nada escrito. Si bien 60% prefiere acompañarlo con algo dulce, 7% eligen un sandwich (no un tostado) y 5% una tarta salada.

jorge suárez jsuarez@rionegro.com.ar


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios