Caídas en los transportes, peajes, teléfonos y gas

Las cifras de setiembre ratificaron la continuidad de la recesión que lleva casi cuatro años en el país. La gente viaja menos, gas-ta en teléfono lo imprescindible y ahorra en el consumo de gas.



BUENOS AIRES- La gente redujo fuertemente en setiembre la utilización de todos los medios de transportes públicos de pasajeros, de peajes, teléfonos y bajó el consumo de gas, por lo cual la demanda de servicios públicos promedió una caída de 5,2 % comparado con igual mes del año pasado, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Esta es la mayor caída en la comparación interanual que se registra desde que se inició la medición en enero de 1994, y el tercer descenso consecutivo en lo que va del año, lo que muestra la fuerza de la recesión iniciada tres años atrás.

Nuevamente una de las principales bajas se verificó en la cantidad de pasajeros de los trenes interurbanos, que descendió 29,9 %, y en el transporte aéreo en el servicio de cabotaje que cayó 31,8 % con respecto a igual mes del año pasado.

Las personas que viajaron en el servicio aéreo internacional disminuyeron 22,9 %.

En los primeros nueve meses del año, los usuarios de las líneas del ferrocarril interurbano descendieron 15,6 %, en tanto que los clientes del servicio de aeronavegación de cabotaje disminuyeron 25,7 %, y en el servicio internacional se redujo 5 %.

El mismo ajuste se verificó en los usuarios de los trenes urbanos que descendieron en setiembre 12,9 %, mientras que en los primeros nueve meses bajaron en 7,6 % contra igual lapso del año pasado.

En la misma sintonía, los clientes de subterráneos cayeron en setiembre 10 % y en los primeros nueve meses del año mermaron 6 %.

El número de pasajeros de los colectivos metropolitanos tuvo una pérdida en setiembre de 10,8 % y en los primeros nueve meses un decrecimiento de 8,5 %.

El número total de vehículos pasantes por puestos de peaje se redujo 3,4 % en las rutas de la provincias de Buenos Aires, bajó 7,3 % en las rutas de acceso a la Ciudad de Buenos Aires, y cayó 2,8 % en las rutas nacionales.

La producción de gas natural descendió en setiembre 5,9 %, pero en los primeros nueve meses aumentó 0,8 %.

La cantidad de llamadas urbanas en el servicio telefónico nacional cayó en setiembre 6 %, en tanto que las interurbanas se redujeron 1,9 %; en los primeros nueve meses disminuyeron 3 % y 4,7 %, respectivamente.

En cambio, la generación de energía eléctrica tuvo en setiembre un incremento de 7,3 % aunque en los primeros nueve meses del año tuvo una suba de 3,7 %.

Por su parte, la utilización de teléfonos celulares subió -como es habitual- en setiembre 19,3 % y en los primeros nueve meses aumentó 38,9 %.

Sin embargo, esta suba no fue suficiente para neutralizar el impacto del resto de la caída de los servicios públicos.

El índice de servicios públicos promedió en setiembre un descenso de 5,2 % comparado con igual mes del año pasado, aunque tuvo un leve aumento de 0,3 % con respecto a agosto.

Si se tienen en cuenta los factores estacionales, se verificó en setiembre una caída de 5,4 % en la comparación interanual, y de 3,6 % frente a agosto.

El índice-tendencia -que surge de eliminar además de las fluctuaciones estacionales, las alteraciones de carácter no estacional como huelgas o los efectos climáticos inesperados- verificó un merma de 4,2 % en la variación interanual, y una disminución de 0,5 % contra agosto. (Infosic)

Tres años de bajas en los supermercados

BUENOS AIRES.- Por tercer año consecutivo cayeron las ventas totales en el supermercadismo argentino ya sea por la disminución de las cantidades comercializadas, que fue de un -1,7 %, como por la baja de los precios, de un -0,9 %, para el acumulado enero-agosto, según un informe oficial.

El trabajo, denominado Evolución Reciente de la Actividad Supermercadista, publicado por la Secretaría de la Competencia, la Desregulación y la Defensa del Consumidor aclaró que no obstante la baja de ventas, continuó la expansión de la superficie cubierta.

Este crecimiento de la superficie, calculado en un 6 % respecto de los primeros siete meses del 2000, determinó que continuara la tendencia decreciente en las ventas por metro cuadrado, y se alcanzaran nuevos mínimos históricos durante el 2001.

El trabajo indicó que en este marco contractivo, sufrieron menos en términos de pérdida de ventas las cadenas grandes (-1,7 %) que las medianas (-5,6 %), determinando un nuevo incremento en su participación en las ventas de las más grandes.

La caída en ventas afectó a la gran mayoría de los rubros y los más afectados fueron alimentos preparados y rotisería: -7,4 %; indumentaria, calzados y textiles para el hogar -6,1 %; electrodomésticos y artículos del hogar, -5,2 %.

Los únicos rubros cuyas ventas aumentaron respecto del mismo lapso del año anterior fueron lácteos, panadería y otros.

Debido a la apertura de nuevas bocas de expendio, el personal ocupado en el sector aumentó aproximadamente en un 4 % entre julio del 2000 e igual mes del corriente año, creciendo relativamente más el empleo en la categoría de personal jerárquico que en la de personal administrativo.

Sin embargo, las remuneraciones brutas descendieron en torno del 9 % en un contexto generalizado de caída de ventas, afectando más a los trabajadores de la primera categoría que a los de la segunda. (Télam).


Comentarios


Caídas en los transportes, peajes, teléfonos y gas