Carrefour se fusiona con el número uno del sector en Brasil

Millonaria embestida en una zona clave para los negocios, admiten

#

El gigante francés de la distribución, Carrefour, respaldó hoy su fusión con la cadena de supermercados CBD Pao de Açucar, número uno del sector en Brasil, participada por el grupo francés Casino, que rechaza esta millonaria operación en la que está interesado el BNDES.

El consejo de administración de Carrefour se declaró favorable el lunes a la fusión con CBD Pao de Açucar, uno de cuyos accionistas más importantes es el también francés Casino, que debe dar su visto bueno.

Tradicionalmente, el control de CBD lo tiene Wilkes, un holding de Casino con la familia Diniz, pero desde que aparecieron los primeros rumores de deserción de los Diniz hacia Carrefour, Casino ha aumentado su participación directa en CBD en dos ocasiones: a mediados de junio la elevó a 3,3% y el pasado jueves a 6,2%.

Ahora, Casino controla el 43,1% de las acciones directa e indirectamente a través de Wilkes.

El proyecto, impulsado por la empresa brasileña Gama, prevé la fusión de los activos brasileños de Carrefour con los del CBD Pao de Açucar para formar una sociedad conjunta a partes iguales y una participación de Gama en Carrefour.

La operación permitiría una sinergia estimada entre 600 y 800 millones de euros en un año completo (entre 871 y 1.161 millones de dólares), según Carrefour. La nueva entidad obtendría un volumen de negocios de 30.000 millones de euros en 2011.

“En el caso de que la operación se concrete, Carrefour aumentaría significativamente su exposición en el mercado, lo que significaría un aumento de más del 40% de sus ventas consolidadas en el horizonte de 2013”, agregó el mismo comunicado.

Sin embargo, aclaró que “la decisión del consejo de administración de Carrefour está condicionada a la aprobación de CBD de la propuesta de Gama y a la aprobación final del consejo de administración del BNDES y de su compromiso” de participar en el financiamiento de la operación, añadió Carrefour.

El banco nacional de fomento brasileño BNDES podría aportar hasta 2.000 millones de euros (2.900 millones de dólares) en una eventual fusión de activos entre Carrefour y Pao de Açucar en Brasil, indicó esa institución días atrás.

Casino respondió este mismo lunes con un comunicado en el cual considera que “Carrefour y sus administradores comprometen su responsabilidad al aceptar, a pesar de las advertencias, una operación entablada de manera hostil y llevada adelante en el marco de negociaciones ilegales”.

“Cualquier proyecto que concierna al futuro de CBD, co-controlado por Casino, sólo puede tener lugar respetando el pacto de accionistas que vinculan el Grupo Casino y el Grupo Diniz, y (que) está condicionado a la aprobación unánime del consejo de administración de Wilkes”, recordó Casino.

Según el diario económico francés Les Echos, que cita al semanario brasileño Veja, el BNDES quiere obtener un consenso en torno a ese proyecto.

El presidente del BNDES, Luciano Coutinho, indicó que no entregará la suma prevista “sin acuerdo entre Pao de Açucar y Casino”.

Según el sitio internet de la revista económica brasileña Exame, el presidente de Casino, Jean Charles Henri Naouri, se reunirá el lunes con el presidente del BNDES en la sede del banco en Rio de Janeiro para discutir el plan propuesto por el presidente del consejo de Pao de Açucar, Abilio Diniz.

“Naouri le dirá a Coutinho que se opone a la transacción”, afirma Exame sin citar su fuente.

La embestida de Carrefour se produce en momentos en que Casino anunció días atrás una reorganización de su estrategia en América Latina, a la que considera “zona clave” en su desarrollo internacional. Casino controla la filial colombiana Exito y las uruguayas Disco y Devoto.


Comentarios


Carrefour se fusiona con el número uno del sector en Brasil