No a la publicidad oficial con firma




Miguel Carlos Gómez

Neuquén

No deberíamos permitir que la publicidad del gobierno -sea municipal, provincial o nacional- lleve el sello, la firma o el logo con el nombre del intendente, gobernador o presidente de la Nación.

Estamos hablando de aquella publicidad que promueve obras de gobierno. Esa propaganda la estamos pagando con nuestros impuestos todos los ciudadanos.

Se trata, lisa y llanamente, de un abuso de poder pues se utilizan los recursos públicos para enaltecer la imagen de un personaje.

Si un gobernante ha hecho suficientes obras y las ha hecho bien, ya tendrá la oportunidad de ser votado en las urnas, siempre -claro está- que no se tiente a superar una sola reelección. Porque si no, tenemos otro problema adicional: la tentación a la perpetuidad del poder.


Comentarios


Logo Rio Negro
No a la publicidad oficial con firma