Tiempos de cambio

Mil veces se ha dicho en estos días que vienen tiempos de cambio para nuestro país. No se trata de una revolución, afortunadamente. Lo que sí debería ocurrir, o, mejor dicho, lo que muchos deseamos que ocurra, es que dejemos de ser una sociedad enferma, en crisis, con permanentes desacuerdos entre sus distintos actores. Basta de buscar soluciones basadas en falsedades, presentadas con argumentos engañosos. Basta de deformar los conceptos, basta de enmascarar la verdad, basta de dogmatismos y demagogia, que quitan sentido a la democracia y enajenan nuestra capacidad de autodeterminación.

El cambio demanda la vigencia de la ley, la defensa de los derechos individuales y el respeto de los derechos de las minorías.

Propendamos hacia una sociedad en la que los grupos dirigentes actúen de manera equilibrada, más o menos armoniosa, en la que todos nos enriquezcamos con la multiplicidad de enfoques. Si este cambio ocurriera, quedaría atrás, para siempre, la Argentina declinante del presente.


Carlos Mazzoni
DNI 7.663.040

Buenos Aires


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios