Caso Aigo: piden apartar al juez porque “mintió”

Familiares del policía reclaman más coordinación en la investigación del crimen

NEUQUÉN (AN).- Los abogados de la familia del sargento asesinado José Eduardo Aigo ampliaron ante la Cámara de Apelaciones en lo Criminal los fundamentos de su pedido de recusación contra el juez Joaquín Cosentino. También pidieron que Juan Marcos Fernández sea investigado como presunto partícipe necesario del homicidio y que se unifiquen la investigación del crimen y del encubrimiento. La resolución de la Cámara se conocerá en pocos días. Por su parte los familiares de Aigo, quienes se manifestaron en la puerta de la Cámara neuquina, le reclamaron al ministro de Coordinación de Gabinete, Gabriel Gastaminza, y al jefe de la Policía, Raúl Laserna, por la falta de coordinación de la investigación. En la fría mañana de ayer arribaron a la capital provincial un colectivo y una combi provenientes del sur con los padres, la esposa, hermanos y demás familiares y amigos del policía asesinado la madrugada del 7 de marzo en el paraje de Pilo Lil, a 50 kilómetros de Junín de Los Andes. Con pancartas que reclaman justicia y al ritmo de los redoblantes cortaron la calle Rioja al 700, a metros de la diagonal 9 de Julio, frente a la sede de la Cámara de Apelaciones. Mientras de fondo se hacía oír a los familiares de Aigo en el primer piso del edificio, los abogados querellantes Gustavo Lucero y Saúl Castañeda participaban de una audiencia en la que solicitaron que el juez Cosentino sea apartado del caso. “Estamos apoyando en este pedido a nuestros abogados para que se destituya al juez Cosentino de la causa y continuamos denunciando todas las irregularidades que se han cometido desde el día que asesinaron a José”, detalló Marcela Aigo, hermana del policía. “Consideramos que el juez está perjudicando el avance de la causa, por lo que queremos que lo destituyan. La más grave de las irregularidades es que Cosentino fingió haber hecho el pedido de captura internacional de los prófugo pero no lo había terminado y se fue de vacaciones. Él nos mintió a nosotros y a nuestros abogados. Recién cuando regresó de vacaciones terminó el trámite por el cual salió la captura un mes después del día que la tendría que haberse hecho”, aclaró Aldo Aigo, hermano del sargento ultimado. “La causa del asesinato de José por parte de dos integrantes de grupos de guerrilleros, al juez Cosentino le quedó grande. Vamos a luchar hasta el día que lo saquen porque ya no puede tomar más decisiones en esta causa. Este juez es una amenaza para toda la sociedad porque no sabe investigar y una vergüenza para toda la Justicia”, aseveró Marcela.

Leonardo Petricio


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios