Caso Sofía: otorgaron la prisión domiciliaria a la mamá

Será monitoreada con una tobillera electrónica y custodiada por la policía.



Neira fue trasladada a una vivienda en una ciudad del Alto Valle. Tendrá custodia policial. (foto: archivo)

Neira fue trasladada a una vivienda en una ciudad del Alto Valle. Tendrá custodia policial. (foto: archivo)

Con custodia policial y tobillera electrónica. Esa fue la forma en la que la Justicia le otorgó la prisión domiciliaria a Janet Neira (27), la madre de la niña de 4 años que en febrero falleció en una clínica de Roca y se investiga si fue víctima de un abuso sexual que derivó en una peritonitis.

Fuentes policiales consultadas confirmaron que la medida fue adoptada la semana pasada cuando la mujer fue trasladada a una ciudad del Alto Valle, donde permanecerá en calidad de detenida junto a los efectivos que custodian la vivienda. También será monitoreada con una tobillera electrónica.

La resolución fue adoptada por el Juez de Garantías Maximiliano Camarda tras la presentación de un habeas corpus que fue elevado por el abogado de Neira, el defensor oficial Oscar Mutchinick.

Es que las condiciones de detención en las que se encontraba en la subcomisaría 67, de Padre Alejandro Stefenelli, eran escasas y no cumplían con las normas mínimas que exige la ley, según la información que se dio a conocer.

En una entrevista matenida con este medio en el mes de agosto, la mujer se había quejado por las condiciones de encierro. La celda es pequeña y ni siquiera tenía un lugar donde hacer sus necesidades. “A veces tengo que orinar en una botella”, había explicado.

Cabe recordar que existía un pedido expreso para no ser trasladarla al Establecimiento de Ejecución Penal 2, ya que existía temor de que la población carcelaria tome represalias contra la mujer por el delito que se le imputaba.

Se supo que el magistrado hizo lugar al recurso presentado por la defensa y otorgó el beneficio aunque deberá permanecer bajo custodia de efectivos de la policía y mantener la tobillera electrónica que le colocaron.

Ante el temor de que la mujer pueda ser víctima de algún tipo de ataque, no se brindaron detalles del lugar donde se encuentra alojada.

Sofía murió en una clínica de Roca en febrero de este año producto de una peritonitis. El médico que la asistió denunció que la niña de 4 años había sido abusada sexualmente por lo que se ordenó la detención del padrastro, Marcos González, y de Neira.

En la audiencia de Formulación de Cargos, la fiscal Belén Calarco solicitó la prisión preventiva de los acusados y requirió que se les impute el delito de abuso sexual agravado, seguido de muerte, por lo cual podrían ser condenados a prisión perpetua.

Para la representante del Ministerio Público, las pruebas que surgieron tras la autopsia resultaban contundentes a la hora de determinar los maltratos físicos y los abusos sexuales a los cuales era sometida la pequeña.

La causa comenzó a tener un giro inesperado en los últimos meses cuando se conoció un informe del Laboratorio Regional de Investigación Forense de Chubut, que indicaba que no habría existido agresión sexual contra la niña.



Comentarios


Caso Sofía: otorgaron la prisión domiciliaria a la mamá