Chechenos reivindican mayor apagón de Moscú

La guerrilla chechena, encabezada por Shamil Basáyev, ha puesto en jaque a Rusia al reivindicar el mayor apagón de la historia de Moscú, declaración sobre la que el Kremlin y la prensa rusa mantienen un mutismo absoluto, según informó ayer el diario «El Mundo» de España.

«Nuestras unidades de sabotaje asestaron un duro golpe contra uno de los sistemas vitales más importantes del imperio ruso, y el resultado de la operación superó nuestras expectativas», declaró Basáyev, el «enemigo número uno» de Rusia.

A diferencia de lo ocurrido tras los secuestros del teatro de Dubrovka en Moscú (2002) y la escuela noroseta de Beslán (2004), el gobierno ruso no ha salido al paso de las declaraciones del comandante de la guerrilla separatista chechena.

El presidente del prorruso Consejo de Estado de Chechenia (órgano consultivo), Taus Dzabraílov, fue el único en poner en duda la posible mano del cabecilla separatista en el apagón que paralizó el pasado miércoles Moscú y tres regiones adyacentes, según señala el diario español.

«Basáyev acostumbra a reivindicar todo lo que pasa en el mundo para obtener financiación de las organizaciones terroristas internacionales», apuntó.

En opinión del funcionario prorruso, «a Basáyev y a sus adláteres se les está acabando el dinero que antes les llegaba a mares del exterior. Incluso ya no utiliza las comunicaciones por radio».

Aunque los periódicos rusos no se hacen eco en sus ediciones del sábado, de este asunto, el diario digital gazeta.ru recuerda que cuando Basáyev ha reivindicado un atentado terrorista los hechos han confirmado casi siempre su autoría.

Las autoridades responsabilizaron a unos vándalos por las explosiones ocurridas en la primavera de 2004 en dos gasoductos y varias líneas de alto voltaje en la región de Moscú, pero Basáyev aportó material de video sobre los preparativos del acto de sabotaje. Tras el teatro Dubrovka, la incursión del verano pasado en Ingushetia, que costó la vida a un centenar de personas, y la matanza de Beslán, Basáyev aportó invariablemente material que confirmaba su implicación en estos actos terroristas.

Varios analistas confirmaron esta versión de los hechos en la página web del Partido Comunista de Rusia, al tiempo que denunciaron la censura impuesta por el Kremlin para no dejar al descubierto el fracaso de la política antiterrorista del presidente ruso, Vladimir Putin.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios