China: ¿crisis o estrategia?

El yuan se devaluó 3% en dos días y podría desatarse una guerra de divisas.

ECONOMÍA GLOBAL

La noticia que sacudió el escenario de la economía global esta semana: China permitió la devaluación del yuan, afectando de manera directa la configuración del comercio internacional, y la relación del gigante asiático con el resto del mundo. El tipo de cambio administrado chino, funciona con un valor de referencia, a partir del cual la autoridad monetaria permite una oscilación diaria del 2%. Sin embargo, la paridad con el dólar no presentaba cambios significativos en los últimos cinco meses. Paradójicamente, el salto en la cotización de referencia esta semana, llega luego de dos sucesos.

El primero de ellos es la publicación de los datos de comercio exterior chino, que mostraron en julio una caída interanual del 8,3%. La necesidad de hacer más competitivas las exportaciones, sería uno de los motores de la corrección cambiaria.

El segundo, tiene que ver con la negativa del FMI a incluir el yuan en los Derechos Especiales de Giro (DEG) hasta septiembre de 2016. Los DEG son un activo de reserva internacional que complementan las reservas de los países miembros en el FMI, y funcionan como una canasta de monedas. La intención de Pekín, era que el Fondo incluyera al yuan en la canasta de monedas, cosa que finalmente se postergó. El argumento del FMI incluyo una mención al atraso de la moneda china, y las complicaciones que ello acarrea a la economía global.

Si se mira la corrección cambiaria de esta semana a través de ese cristal, la devaluación pudo haber sido sin dudas una señal de buena voluntad a Washington.

La pregunta del millón, es hasta cuándo durará la tendencia a la depreciación del yuan, y si el mundo no está a la víspera de una nueva “guerra de divisas”, donde cada país comienza a depreciar su propia moneda para tornarse más competitivo que el resto. ¿Se trata verdaderamente de una estrategia planificada o la desaceleración del comercio obligó a China a depreciar fuerte su moneda? En este sentido, las autoridades chinas salieron a poner paños fríos el jueves, y señalaron que buscan un yuan estable a largo plazo. El día viernes actuaron en consecuencia y frenaron la caída de la moneda, estableciendo el valor de referencia en 6,3975 unidades por dólar, un 3% por encima del valor de referencia del lunes, pero apenas por debajo de la cotización del día anterior.

Redacción Central


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora