La ciencia en Patagonia está en contacto con el exterior

La Universidad Nacional de Río Negro lleva adelante acuerdos de cooperación con universidades de otros países para hacer investigaciones

Entre la Argentina y el resto del mundo existe una profunda vinculación a través de importantes proyectos de cooperaciones científicas y tecnológicas. Una prueba de esa relación es la historia de Ignacio Díaz Martínez, quien nació en España y trabaja en Roca como parte del Instituto de Investigación en Paleobiología y Geología, dependiente del Conicet y la Universidad Nacional de Río Negro.

Por la falta de especialistas en España, Díaz Martínez fue convocado para retornar temporalmente a la tierra que lo vio crecer, luego de casi ocho años de trabajo en la Patagonia. Pero también fue una decisión personal basada en la pasión y el interés por la construcción del saber.

“Son pocas las veces que puedes participar en un proyecto tan importante como el de las pisadas de Neardentales”, sintetizó en el diálogo con RIO NEGRO.

Aunque el descubrimiento de las huellas de neandertales en la Península Ibérica cobró importancia mundial, Díaz Martínez también colabora con otros proyectos de trascendencia e interés regional en la Argentina.

Díaz Martínez se enamoró del Área Natural Protegida de Paso Córdoba, en las afueras de Roca cuando llegó a través de una beca. En ese sitio se establecieron sus principales líneas de investigación dentro de la Universidad Nacional de Río Negro.

“Es una zona muy rica en temas de fósiles. Es como un laboratorio en la puerta de casa. Por eso, es tan atractivo para investigadores como Ignacio Díaz Martínez y tantos otros”, comentó Alberto Caselli, quien es el director del IIPG en Roca.

A nivel mundial son pocos los lugares que otorgan un pleno reconocimiento y oportunidades para el desarrollo profesional como lo hace el sistema argentino, que se podría definir como de “puertas abiertas”. Esto es así no solo por la recepción de becarios e investigadores del mundo sino también por los convenios de bilateralidad entre las casas de altos estudios. “Ahora tratamos de armar un proyecto en conjunto con la Universidad Politécnica de Madrid para trabajar con respecto al riesgo geológico en las costas”, adelantó Caselli como un ejemplo de la permanente construcción de las relaciones internacionales de los institutos argentinos.

Años atrás, el doctor Díaz Martínez participó en el hallazgo de un dinosaurio en el Área Natural Municipal Protegida Paso Córdoba, que está ubicada a 15 kilómetros al sur de la localidad de General Roca. Allí afloran estratos del Cretácico Superior pertenecientes al Grupo Neuquén (Formaciones Bajo de la Carpa y Anacleto) y al Grupo Malargüe (Formación Allen).

Se encontraron tres vértebras cervicales articuladas bien preservadas. También se hallaron dos dientes de terópodo y numerosos fragmentos pertenecientes a otras vértebras. Además, prácticamente en la totalidad del área excavada , se localizaron más fragmentos vertebrales y de tendones óseos.

Los restos no tienen una orientación preferencial y carecen de marcas de bioerosión. A su vez el grado de desarticulación y erosión evidencian un tiempo de exposición subaérea considerable y acción de carroñeo. Esta información tafonómica es similar a la obtenida en otros afloramientos con dinosaurios encontrados en las mismas facies dentro del área. Esa investigación del dinosaurio en Paso Córdoba estuvo dirigida por el paleontólogo argentino Leonardo Salgado.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios