Qué es tener un ojo vago 

Se desarrolla cuando hay una falla en el funcionamiento del cerebro y el ojo.  

Durante los primeros años de vida, los niños pueden desarrollar una patología en la visión que se llama ambliopía o más conocida como ojo perezoso u ojo vago. Es la falta de consolidación en la agudeza visual en un ojo o ambos.  

Desde el Hospital Provincial Neuquén Dr. Eduardo Castro Rendón se promueve el acceso al diagnóstico temprano y al tratamiento del ojo vago en los niños, y se dieron a conocer los resultados de la última campaña de detección. 

Qué es tener un “ojo vago” 

“Es un tipo de visión deficiente que se presenta en uno o ambos ojos. Se desarrolla cuando hay una falla en el funcionamiento conjunto del cerebro y el ojo, y el cerebro no puede reconocer la visión de un ojo. Produce una visión deficiente en el ojo afectado que se traduce en baja visión”, explicó Natalia Rosalia Racigh, médica oftalmóloga en la atención de oftalmopediatría y neonatología del hospital Castro Rendón.  

Por qué es importante tratar el ojo vago

Si se comienza un tratamiento entre los 4 y los 14 años, se logra muy buenos resultados, pero si se hace luego de la infancia, las posibilidades de revertir el cuadro son casi nulas. Por eso es fundamental la detección temprana, señaló Racigh. 

“Es importante la detección temprana debido a que el período de plasticidad neuronal se limita a la infancia. Esto quiere decir que es potencialmente reversible la disminución visual detectada en los niños”, agregó. 

En la campaña que se hizo recientemente en el hospital neuquino en casi la mitad de los niños examinados, se detectaron posibles ambliopías.  

Cómo se diagnostica el trastorno del ojo vago 

El ojo vago se diagnostica con pruebas de agudeza visual “acordes a la edad del paciente en conjunto con un examen del globo ocular completo el cual lo realiza un profesional oftalmólogo”. 

Se detecta en el examen oftalmológico de rutina, pero hay signos y síntomas que pueden hacer alertar a padres o maestros. Esos síntomas son entrecerrar los ojos, acercarse demasiado a los objetos, el frotamiento excesivo de los ojos, dolores de cabeza, ojos rojos, por ejemplo. Ante estos síntomas, resaltó que es importante acompañar a los niños a la consulta con el profesional de la oftalmología. 

También la experta recomendó que todos los maestros deberían advertir a los padres sobre los síntomas que pudieran observar en los niños en el ámbito escolar. 

Cómo se ve con el ojo vago

La persona con ojo vago tiene dificultad para percibir la profundidad de los objetos y del entorno y para medir las distancias. Puede haber una visión doble. 

“En los niños más chiquitos es importante evaluar el comportamiento que tienen a nivel visual, hay que prestar atención y ver si se acercan mucho a los objetos, si entre cierran los ojos para poder ver algo de lejos o si se los frotan habitualmente, esos pueden ser signos de que está viendo mal”, indicó la oftalmóloga Racigh. 

Cómo se quita el ojo vago 

Sobre el tratamiento, la especialista explicó que consiste en ofrecerle al ojo vago todas las herramientas necesarias para que pueda realizar un ejercicio de rehabilitación visual en pos de recuperar la función perdida.  

Lo más frecuente es el uso de anteojos y parche en el ojo dominante, mientras se realiza la rehabilitación. “La cantidad de horas de esta tarea dependerá de la gravedad del caso y la edad del paciente. Con el tiempo, a medida que el ojo recupera su visión esta labor se torna menos engorrosa”, agregó. 

Racigh resaltó: “Es importante tener en cuenta que si los niños no son diagnosticados en tiempo y forma se puede perder la posibilidad terapéutica, dejando a ese niño con baja visión en uno o ambos ojos para el resto de su vida. La consulta anual es un buen momento para detectar estos problemas”. 

De acuerdo con la Sociedad Argentina de Oftalmología (SAO), se estima que la prevalencia del problema del ojo vago varía entre el 2% al 6% de la población, según distintas publicaciones. “El diagnóstico y el tratamiento tienen un alto impacto en la calidad de vida de las personas, por lo que su detección temprana es fundamental”, afirmó en un comunicado. 

En los niños el problema del ojo vago genera visión borrosa y dificultad para enfocar 

Al respecto, la entidad médica enfatizó en que se hagan los controles oftalmológicos con el siguiente calendario: recién nacido, 6 meses, un año, tres años, cinco años y luego una vez por año hasta la adolescencia. 

Qué se encontró en niños de Neuquén

Durante la campaña de ambliopía 2023 en el hospital Castro Rendón se evaluaron 126 ojos de 63 pacientes entre los 4 a los 14 años, observando un mayor porcentaje de afluencia de pediátricos de 6 años. Se trabajó desde el servicio de Oftalmología, que depende del médico oftalmólogo Juan José Aringoli. Además de Racigh, fueron parte Flavia Cabrera, Mirlay Rodríguez, y Emilia Cide Vandersande. 

Al examinar la función visual, se discriminó cada ojo por separado. “En nuestra campaña de detección de ambliopía, hemos captado un 49.2% de niños potencialmente ambliopes cuyas edades son compatibles con un tratamiento de rehabilitación correcto y oportuno”, sostuvo la especialista. 

Hacer la consulta a tiempo es clave para controlar el problema del ojo vago. En Neuquén se hizo una campaña

“En cuanto a los resultados del ojo derecho, el 46% de pacientes registraba una agudeza visual óptima de 10/10. Mientras que solo el 1.6% se situaba en el otro extremo de la cartilla de prueba 1/10. El resto de los pacientes, mayoritariamente, presentaban una agudeza visual fluctuante entre 4 y 8 décimas”, precisó. 

En cuanto a los resultados del ojo izquierdo, “un 39.7% registraron una agudeza visual de 10/10, mientras que solo un 1.6% una agudeza visual de 1/10. Del resto, un 26% mostraba una agudeza visual aceptable de entre 8 y 9 décimas”. 

“Se observó que el ojo derecho, sufre baja visual potencialmente ambliopía en un 

80.8% de los niños examinados, mientras que el ojo izquierdo solo un 73.1%. Consideramos el nivel de corte en la escala de 6/10. 

Se evidenció que la gran mayoría de los niños (66.7%) no presenta diferencias de más de 2 hileras ya sea buena o mala su visión”, indicó. 


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios