Exclusivo Suscriptores

Un informe mundial aconseja la colaboración entre científicos y comunidades indígenas

El Panel IPBES destacó que las comunidades hacen un uso sostenible de las especies silvestres

Un equipo de 85 investigadores en ciencias naturales y sociales del mundo advirtieron que hoy se explotan 50.000 especies silvestres para cubrir las necesidades de miles de millones de personas. “En vista de que un millón de especies de plantas y animales se encuentran en peligro de extinción, la aceleración de la crisis mundial de biodiversidad pone en riesgo las maneras en que las personas se benefician de las especies silvestres”, señalaron los expertos. Recomendaron fomentar la colaboración entre científicos y comunidades indígenas.

Son científicas y científicos que forman parte de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (más conocida por su sigla IPBES). En su informe, valoraron positivamente que “los pueblos indígenas gestionan la pesca, la recolección, la explotación de animales terrestres y otros usos de las especies silvestres en más de 38 millones de kilómetros cuadrado de terreno en 87 países, lo que equivale a alrededor del 40% de las zonas terrestres conservadas”.

Tras resaltar a esas comunidades, los investigadores mencionan que “las políticas que apoyan los derechos de tenencia con seguridad, el acceso equitativo a la tierra, la pesca y los bosques, así como el alivio de la pobreza, crean condiciones favorables para el uso sostenible de las especies silvestres”.

“La gestión de la diversidad biológica por parte de los pueblos indígenas suele estar integrada en los conocimientos, las prácticas y la espiritualidad local”, afirmó la doctora Marla Emery, que es geógrafa y ha investigado sobre comunidades indígenas. Trabajó en el Servicio Forestal de los Estados Unidos y es parte del Instituto Noruego para Investigación de la Naturaleza.

“El uso sostenible de las especies silvestres es fundamental para la identidad y la existencia de muchos de estos pueblos indígenas y de las comunidades locales. Estas prácticas y culturas son diversas, pero existen valores comunes, como la obligación de interactuar con la naturaleza con respeto, ejercer reciprocidad con la naturaleza por lo que se extrae de ella, evitar el desperdicio, manejar las cosechas y garantizar una distribución justa y equitativa de los beneficios obtenidos de las especies silvestres en aras del bienestar de la comunidad”, afirmó.

A nivel mundial -se informó- la deforestación es generalmente menor en territorios indígenas, particularmente en aquellos donde existe seguridad en la tenencia de la tierra, continuidad de conocimientos e idiomas, además de medios de vida alternativos”.

De acuerdo con Emery, la colaboración entre científicos y pueblos indígenas es necesaria para fortalecer el uso sostenible de las especies silvestres.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora