Instan a proteger tierras indígenas y comunitarias

Una investigación en los Estados Unidos advirtió que el cuidado de esas tierras es clave para cumplir con metas ambientales de cada país en 2030

Un nuevo informe de la Evaluación de la Declaración Forestal, elaborado por el Instituto de Recursos Mundiales y Climate Focus, ha descubierto que si no se protegen y registran  las tierras indígenas y comunitarias, será imposible alcanzar los objetivos climáticos de 2030. 

La investigación, que se centró en el potencial de mitigación de las tierras indígenas y comunitarias en Brasil, Colombia, México y Perú, reveló que esas tierras son un componente oculto, infravalorado y fundamental de los esfuerzos de los países para reducir las emisiones y adaptarse a los impactos climáticos en línea con sus contribuciones determinadas bajo el Acuerdo de París. 

En Brasil, Colombia y Bolivia hay 300 grupos indígenas

Ese Acuerdo se firmó en 2016 dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Busca mantener el aumento de la temperatura global promedio por debajo de los 2 °C por encima de los niveles pre-industriales. Se hizo también para limitar el aumento a 1.5 grados centígrados.

Tras la investigación, los autores  advirtieron que si no se reconoce explícitamente el riesgo que corren esas tierras indígenas y se esbozan medidas para protegerlas, tendrían que llevarse a cabo acciones drásticas, y realistas, en otros sectores para acercarse al valor de los servicios de mitigación que proporcionan.

“Perú tendría que retirar todo su parque automovilístico para compensar la pérdida de sólo la mitad de los servicios de secuestro que proporcionan los bosques en manos de los indígenas y las comunidades locales”, afirmó Darragh Conway, consultor jurídico principal del grupo de reflexión internacional sobre el clima Climate Focus.

El  informe se difundió tras la publicación de la contribución del Grupo de Trabajo III al Sexto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, y se hace eco de un creciente coro de voces en la comunidad científica que aboga por un mayor papel de las comunidades indígenas y locales y por el reconocimiento de sus derechos como solución climática para hacer frente a las crisis globales relacionadas con la destrucción de la naturaleza.

En los cuatro países analizados, las tierras indígenas secuestran más del doble de carbono que las tierras no indígenas. Como las últimas promesas de los países en el marco del Acuerdo de París siguen siendo insuficientes para evitar los peores efectos del cambio climático, las tierras indígenas desempeñan un papel crucial, pero en gran medida no reconocido, en el secuestro de carbono.

“Desplazar a las comunidades indígenas de sus tierras interfiere y degrada los sistemas bioculturales y naturales de los que se nutren las comunidades y las tierras indígenas, con efectos desastrosos para los ecosistemas que quedan”, sostuvo Shazabe Akhtar, analista de investigación del Instituto de Recursos Mundiales. Las  tierras indígenas secuestran cantidades de gases contaminantes equivalentes a una media del 30% de los objetivos que se han fijado los países para 2030, a pesar de estar constantemente invadidas por ganaderos, madereros y mineros”, señaló Juan Carlos Altamirano, quien es economista del World Resources Institute.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora