La demanda en salud y el tratamiento de la prevención es una demanda

Cipolletti: la ciudad elegida por más de 8.000 estudiantes universitarios

No hay dudas de que la ciudad se convirtió en un polo educativo con múltiples opciones. Desde la universidad pública hay una amplia oferta, aunque también las privadas atraen.

14 mar 2018 - 00:00

Miles de estudiantes universitarios van y vienen por las calles cipoleñas. Los espacios verdes que rodean a los edificios académicos se ven repletos de jóvenes que repasan presurosos sus apuntes mientras disfrutan de la sombra de algún árbol. Esa postal se repite año a año durante los días previos al inicio de clases y también a lo largo del año lectivo.

La Universidad Nacional del Comahue, con sus sedes en Medicina y Ciencias de la Educación y la Universidad de Flores a través de la educación privada, nuclea más de 8.000 estudiantes por año, una cifra que afortunadamente, se mantiene a lo largo del tiempo.

Ante el inicio del cursado, el movimiento universitario se vuelve a sentir en la ciudad. Jóvenes y adultos que confluyen en las facultades que integran la vida universitaria son oriundos de la región pero también de provincias vecinas y del exterior (Ver recuadro).

A esta altura del año, es común ver a jóvenes y adultos hacer filas para realizar las inscripciones a las cursadas. En los edificios, se observa a los ingresantes que escuchan de manera atenta las recomendaciones que les dan los referentes académicos durante los tiempos de adaptación a lo que será la vida universitaria.

La secretaria académica de la facultad de Ciencias de la Educación de la UNCo, Beatriz Celada, explicó que durante este período se les da la bienvenida a los estudiantes y se les da a conocer el ámbito y funcionamiento de la universidad, además de explicar en detalle los planes de estudio. En todo este acompañamiento, explicó, participa el departamento de alumnos, bedelía y bienestar universitario, entre otras áreas.

Celada, que además es doctora en Educación, explicó que esa facultad tiene la característica de reunir a varias generaciones; aquellas que salen del nivel secundario y que recién llegan al ámbito académico como también los que están interesados en retomar los estudios que dejaron en suspenso en algún momento.

En total, son alrededor de 3.500 estudiantes que eligen cursar la amplia oferta académica que ofrece la Facultad de Ciencias de la Educación. De esa cantidad, 2.430 son los que se mantienen activos de manera permanente, a los que se sumaron este año casi 1100 estudiantes. La sede ubicada sobre calle Yrigoyen al 2000 ofrece cinco carreras de grado.

Esa afluencia de estudiantes que se observa en la ciudad, agregó Celada, también está relacionada a las cuatro especialidades que ofrecen las carreras de posgrado y el doctorado de Educación que se dicta en ese espacio universitario. Muchos de ellos no son cipoleños, es por eso que deben acercase a Cipolletti una o dos veces al mes para asistir el cursado.

“En las localidades donde la Universidad tiene asentamientos hay residencias universitarias, como hay en todas las unidades académicas, que dependen de la secretaría de Bienestar Universitario de la Facultad y responde a necesidades básicas de grupos de estudiantes. A su vez, se genera un movimiento en la cuestión inmobiliaria. La mayoría de nuestros estudiantes provienen de localidad próximas al Alto Valle y viajan diariamente, pero también hay estudiantes que vienen de otras provincias, entonces sí o sí tienen que residir en Cipolletti por la distancia geográfica y también de otros países”.

En el caso de la Facultad de Ciencias Médicas, el decano Miguel Ángel Vera explicó que las 800 inscripciones de este año superaron todas las expectativas, resultado que ven “con mucha satisfacción”, remarcó.

“Tenemos alumnos de la región, de todo el Alto Valle, y también extranjeros”, remarcó explicando que se superó la cantidad de inscripción en relación a los años anteriores y que es un hecho histórico desde que se inició el ingreso irrestricto. Vera relacionó este furor a que siguen en punta las carreras tradicionales y su simbolismo, como es el caso de medicina, entre otras profesiones que conforman la sociedad.

Por su parte, la Universidad de Flores, desde la educación privada, también convoca a cientos y cientos de jóvenes y adultos que eligen ese lugar para transformarse en futuros profesionales.

A las nueve carreras de grado se le suma un ciclo de licenciatura de actividad física para profesionales y cuatro carreras de posgrado, explicó la directora de Comunicaciones de la sede Comahue, Victoria Correa.

Entre las carreras más elegidas se encuentra Kinesiología, que desde el año pasado cuenta con el reconocimiento y diplomatura de la propia universidad. “Es una de las carreras en las que hay más demanda”, remarcó Correa.

Dependiendo de cada una de las carreras, las cuotas oscilan entre los 4.900 y 7.250 pesos, tratándose la de Arquitectura de mayor valor. Este año, la universidad tuvo 600 nuevos inscriptos y hasta el momento son alrededor de 2.500 estudiantes los que eligen estudiar aquí.

Las carreras
Medicina
Profesorado en educación primaria
Profesorado en nivel inicial
Psicología
Actividad física y deporte
Ingeniería
Arquitectura
Escuela en Ciencias de la Salud
Kinesiología
Las clases comenzaron el 12 de marzo. Las inscripciones aún están abiertas. En Medicina empezaron las
cursadas el 5 de marzo pasado.
“La matrícula que tiene la UFLO en la ciudad crece año a año, siempre superamos el
ingreso del año anterior”.
Victoria Correa
Beatriz Celada
“La mayoría de nuestros estudiantes proviene de localidades próximas al Alto Valle y viajan diariamente, pero también provienen de otras provincias”.
estudiantes universitarios hay en la ciudad, repartidos entre las ofertas académicas.
8.350
El dato
Cipolletti

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.