Citan a Pachelo por el caso Belsunce

El Tribunal Oral de San Isidro inspeccionó el country donde murió María Marta

BUENOS AIRES (Télam).- Nicolás Pachelo, el vecino del country Carmel a quien la familia de María Marta García Belsunce acusa de haber participado del crimen de la socióloga, fue citado a declarar el martes próximo en el juicio oral que se sigue contra el viudo Carlos Carrascosa.

La medida se conoció el mismo día que el Tribunal Oral en lo Criminal 6 de San Isidro realizó una inspección ocular en el barrio cerrado de la localidad bonaerense de Pilar donde fue asesinada la ex vicepresidenta de Missing Children para cotejar las declaraciones que brindaron en el juicio algunos testigos.

Otra novedad que se produjo en el caso es que los jueces rechazaron el pedido del fiscal de la Cámara de Casación Penal, Juan Martín Romero Victorica, para declarar por escrito en el juicio y resolvieron que debe ir personalmente, algo que el funcionario judicial ya adelantó que no hará.

Fuentes ligadas a la causa aseguraron a Télam que Pachelo fue convocado por el fiscal Diego Molina Pico para el martes próximo, pese a que, en principio, no tenía previsto citarlo porque no lo consideraba un testigo relevante e iba a aguardar a que fuera llamado por la defensa.

Pachelo vivía en Carmel cuando se produjo el crimen y tanto la defensa de Carrascosa como la querella intentan probar en el juicio que el vecino y un grupo de vigiladores del barrio tuvieron vinculación con el asesinato y que Carrascosa es inocente.

El joven, quien ya no vive en el barrio, fue condenado por robos cometidos en viviendas de Capital Federal y por el encubrimiento del hurto de palos de golf

en el country, mientras que se sospecha que fue quien robó un perro de María Marta y luego pidió un rescate para devolverlo.

El 27 de octubre de 2002, cuando se produjo el asesinato, varios testigos vieron a Pachelo trotando por el barrio, casi a la misma hora en que la víctima fue vista por última vez con vida, cuando iba en bicicleta hacia su casa.

Sin embargo, nadie lo vio ingresar a la vivienda y, por sus antecedentes, era el vecino más vigilado del country con un efectivo que controlaba todos sus movimientos, según declararon varios testigos.

Bajo un calor sofocante y en medio de una nube de mosquitos, jueces, fiscales y abogados realizaron durante tres horas y media una minuciosa inspección a pie por el country, con la intención de «contrastar dichos de testigos y de Carrascosa», señalaron fuentes policiales.

«El tribunal estuvo muy activo, hacía preguntas en cada lugar y según de qué se tratara contestaba Carrascosa o Molina Pico, en un clima muy cordial», detalló un informante, quien recordó que en diciembre se hizo una inspección, pero sólo en la casa donde se cometió el homicidio.

Con Carrascosa incluido, que se convirtió en una especie de «guía turístico», el grupo inspeccionó primero el club house del barrio, donde varios testigos aseguran que el viudo estuvo tomando café y un lemoncello la tarde del crimen a la hora en que él sostiene que estaba en la casa de su cuñado, Guillermo Bártoli.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios