Cobos y opositores respaldaron al agro

Concurrieron a una muestra en Santa Fe. Además del vicepresidente estuvieron Solá, De Narváez y Macri.

La Expoagro inaugurada en ayer en Santa Fe fue el lugar elegido por el vicepresidente Julio Cobos y los referentes de la nueva coalición opositora al gobierno nacional para defender la postura del campo, en medio del conflicto que enfrenta al sector rural con el matrimonio Kirchner.

Cobos se volvió a pronunciar ayer a favor de un descenso «gradual» de las retenciones a las exportaciones agropecuarias, al sostener que la medida no sólo beneficiaría a los productores, sino también «al fisco», y además ayudaría a «cambiar el humor social».

Más tarde, ya en Mendoza, el vicepresidente señaló hoy que notó «un cambio de actitud» en la presidenta Cristina Fernández de kirchner al sentarse con las entidades del campo para llegar a un acuerdo.

«Noté un cambio de actitud y acciones, como concurrir a la mesa de enlace», afirmó Cobos.

Además, al ser entrevistado por radio Mitre de Mendoza, el vicepresidente subrayó que «sentarse a negociar es dialogar y (permite) ver que surge una alternativa».

En Santa Fe, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri y los diputados Felipe Solá y Francisco De Narváez respaldaron también los reclamos de las entidades rurales y llamaron a una actitud más conciliadora.

«Tenemos que pedir aquello que pidan las entidades, no ir a una competencia para ver quién pide más», señaló Solá.

Solá confió en conseguir en el recinto el respaldo de 100 legisladores, aunque reconoció que el bloque oficialista supera esa cifra y tiene la intención de bloquear los proyectos que impulsen una reducción en el porcentaje de retenciones a las exportaciones.

La oposición y los cambios

Pese a que los números serían desfavorables, Solá consideró «posible» que la oposición «fuerce un cambio en algunos» diputados kirchneristas «que tienen que volver al interior y no han votado con muchas ganas el año pasado» en el debate que trató la validez de la cláusula 125 para aumentar las retenciones.

Si el panorama político aparece más complicado en el recinto, el diputado abrió la posibilidad de convocar a una «sesión especial». Solá opinó que discutir la situación impositiva del trigo, el maíz y la carne es un tema «importante» en la discusión Acerca del principio de acuerdo alcanzado el martes pasado entre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y los cuatro integrantes de la Mesa de Enlace, Solá dijo que «el hombre de campo va a creer» en los avances de la negociación «cuando lo firmado llegue» a sus manos. En tal sentido, desconfió del rol que podrían cumplir «algunos funcionarios», a los que no mencionó, «que siempre empiojan» las conversaciones.

Macri, por su parte, comentó que la presencia de los tres dirigentes en Expoagro, significa «ratificar el apoyo al sector más importante que tiene la Argentina», el que en 2001 «permitió» a los argentinos «salir de la crisis». El jefe de gobierno porteño aseguró que el Poder Ejecutivo «cada vez más se da cuenta que el campo tiene problemas reales», por lo que calificó de «paso hacia delante» el diálogo retomado días atrás.

De Narváez, por último, afirmó que «es el momento de sumar y no de restar» en el análisis de los problemas agrarios. «Cuando se abre el diálogo hay que llamarnos a los discursos más conciliadores y salir del empantanamiento. La presencia de la Presidenta fue una señal para todos los argentinos y tenemos que honrarla y respetarla», finalizó De Narváez. (DyN)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios