Cómo obtener más y mejores corderos

La elaboración de estrategias de suplementación para la producción ovina es determinante. La correcta nutrición en cada etapa, la asignación de lotes y los tiempos de pastoreo permiten multiplicar la productividad de los animales.

En los sistemas de producción ovina sobre pastizales naturales la toma de decisiones respecto al ajuste de carga animal, asignación de lotes por categorías, o tiempo de pastoreo, pueden contribuir de manera positiva sobre la viabilidad productiva y económica del sistema productivo

Dada la importancia de estas decisiones y el efecto que pueden tener en la productividad, es necesario contar con la mayor cantidad posible de información, tanto de la oferta forrajera o comportamiento del pastizal, como de los requerimientos nutricionales de las diferentes categorías animales.

Los requerimientos nutricionales se pueden clasificar en dos grupos; los de mantenimiento y los de producción, ya que estos implican diferentes demandas diarias de energía, proteínas, vitaminas y minerales. Existen tablas de requerimientos, donde encontrar las demandas discriminadas por categorías.

Los requerimientos nutricionales de los animales en producción (ovejas), varían según el estado fisiológico en el que se encuentren, y se debe procurar que en cada etapa reciban las necesidades correspondientes. Los tres periodos más importantes son servicio, último tercio de gestación y lactancia.

Servicio

Previo al ingreso de los carneros a la majada, y a fin de mejorar la tasa ovulatoria, es importante que las ovejas se encuentren en buen estado nutricional.

La técnica de suplementación previo a la encarnerada “flushing preservicio”, permitiría alcanzar una condición corporal de 3 a 3,5 puntos en la escala de 1 al 5, aumentando la posibilidad de partos múltiples. La suplementación puede ser proteica en el caso de que los animales se estén alimentando de forraje de baja calidad (pasto seco) o energética si se encuentra pastoreando forraje de mediana a buena calidad, como puede ser una pastura o rebrote de pastizal natural.

Gestación

La gestación implica el crecimiento de la placenta, el útero, fluidos y el feto. Se divide a la gestación en tercios. Durante el primer tercio el crecimiento es mínimo y por lo tanto los requerimientos también son bajos, en el segundo se produce el crecimiento de la placenta y comienza el desarrollo del feto, a partir de este momento y principalmente en el último tercio, donde el cordero logra el 70 % del peso final, se deben ajustar al máximo los controles nutricionales y mejorar de ser necesario.

El suministrar energía, especialmente a través del agregado de grano en la dieta a madres en la última etapa de gestación, está dirigida a aumentar el tamaño y las reservas del cordero, evitar partos distócicos, disminuir el tiempo que demora el cordero en pararse y mamar; y aumentar la calidad y cantidad de calostro.

Lactancia

Durante la parición los requerimientos continúan su tendencia creciente y alcanzan su máximo nivel en la lactancia. La correcta nutrición hasta el final de la lactancia, permite disminuir las pérdidas perinatales y lograr lotes de corderos con condiciones homogéneas.

La producción de leche aumenta desde el parto hasta alcanzar su máximo aproximadamente a las 3 o 4 semanas, aumentando los requerimientos que deben ser cubiertos con heno, granos o concentrados, y asegurando el aporte de minerales y proteínas. Alrededor del mes de edad, el cordero comenzará a consumir forraje, por lo que ya no dependerá exclusivamente de la madre. La suplementación al pie de la madre es una alternativa para terminar corderos cuando la calidad del forraje no lo permite.

Recomendaciones a la hora de suplementar

Datos

Clasificar la hacienda de acuerdo a la categoría y condición corporal.
Priorizar madres, luego corderas y borregas de reposición.
Si se pretende sólo la supervivencia, es posible suplementar sólo cada 3 días.
La suplementación implica cambios en el rumen. Respetar los tiempos de acostumbramiento es fundamental para evitar muertes. Evitar comienzos abruptos de alimentación.
Practicidad y costos. Los granos o balanceados presentan altos costos, pero su aporte en proteína/energía podría ser más viable que los alimentos voluminosos como el heno.
La suplementación debe ser acompañada de los tratamientos sanitarios para disminuir la carga parasitaria y evitar enfermedades.

Temas

Producción
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora