Condenaron a ex escribana

CHOS MALAL (ACHM).- Una ex escribana de esta ciudad deberá cumplir pena de prisión de cumplimiento efectivo: se trata de Marta Olaya Cordero a quien la justicia encontró responsable de los delitos de falsedad ideológica e incumplimiento a los deberes de funcionario. En una de las causas la condena es de 1 año de prisión y en la otra 2 meses e inhabilitación especial para ejercer cargos públicos por 4 y sólo resta que se unifiquen para que la mujer cumpla la sentencia judicial. Cordero fue secretaria en el Juzgado de Primera Instancia en Chos Malal y luego, alejada del cargo en el poder judicial se transformó en titular del Registro Notarial Nº 2, lugar del que fue desplazada debido a las irregularidades que se detectaron. La abogada y ex escribana fue llevada a juicio por dos causas, una de ellas por el delito de falsedad ideológica, hecho ocurrido en Chos Malal entre los días 14 y 15 de febrero del 2006. En su carácter de titular del Registro certificó la firma de un boleto de compraventa de un inmueble tras lo cual confeccionó una escritura en “la que insertó declaraciones falsas”. Cordero había certificado las firmas de un boleto de compra venta por la suma de 20 mil pesos celebrado entre una mujer y un hombre y luego insertó declaraciones mediante las cuales dejaba constancia que la mujer había recabado sus servicios profesionales para realizar “una cesión de derechos y acciones sobre el inmueble” agregando que “cede y transfiere en forma totalmente gratuita” la propiedad a favor del hombre. Para la justicia estas manifestaciones “carecían de veracidad”, ya que según la documentación estaba impedida de efectuar ese trámite. Fue condenada a 1 año de prisión de cumplimiento efectivo. En la otro proceso se la investigó por incumplimiento a los deberes de funcionario público, hechos que acontecieron entre el 6 de septiembre del 2002 y el 23 de diciembre de 2005. La sentencia expresa que se ha probado plenamente que “incumplió lo dispuesto por el artículo 14 de la Ley Provincial 1033”, dado que dio fe de que las firmas atribuidas a distintas personas y estampadas en actas eran de individuos cuando en realidad no correspondían. Se trata de doce actas donde ocurrió lo mismo y para la justicia la conducta desarrollada por Cordero debe ser calificada como constitutiva del delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario”. Fue condenada a 2 meses de prisión de cumplimiento efectivo. En ambos casos se había fijado juicio oral y público para el pasado 5 de marzo, pero previo a la audiencia de debate las partes acompañaron un escrito que daba cuenta del acuerdo al que habían arribado sobre la forma en que acontecieron los hecho, la autoría penalmente responsable de Cordero y la pena de correspondía aplicar. La sentencia está firme y sólo resta unificar las penas para que la ex escribana cumpla con la condena.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora