Conmoción en Viedma por crimen de dos ancianos

Los encontraron bañados en sangre en su casa de la calle Guido, en el radio céntrico. La primera hipótesis de los investigadores: un doble homicidio en ocasión de robo.

Policiales

VIEDMA (AV).- Sin vida en el interior de su casa del radio céntrico viedmense, brutalmente golpeado, fue encontrado ayer por la tarde un matrimonio de ancianos. Si bien anoche no se descartaba ninguna hipótesis, el robo seguido de muerte aparecía como la más probable.

A pesar de la escasa información disponible, al cierre de esta edición trascendió que los desafortunados abuelos habrían sido asesinados hace dos días.

Una vecina señaló que un familiar los encontró en la tarde de ayer y que la puerta de la vivienda de las víctimas se encontraba abierta.

Trascendió además que el hijo del matrimonio, que viviría en Bahía Blanca, habría hablado con los ancianos por última vez el domingo pasado, pero ni el lunes ni el martes éstos habrían respondido a los llamados telefónicos.

Paulina y Félix Ochoa tenían unos 80 años. Fuentes de la investigación que estuvieron dentro de la vivienda donde ocurrió el crimen los describieron como “una pareja de contextura física frágil”. Ambos fueron brutalmente asesinados y al cierre de esta edición sus cuerpos aún no habían sido retirados de la vivienda, donde trabajaban peritos y efectivos del gabinete de Criminalística de la Policía.

En el interior de la casa de la calle Guido al 700 fueron encontrados los dos ancianos sin vida y ensangrentados, en distintos ambientes del inmueble. La mujer habría sido hallada en la cama matrimonial mientras que el hombre habría estado tendido en el piso cerca del ingreso.

La vivienda con rejas en el frente se encuentra frente a un negocio y al lado de unos consultorios odontológicos, rodeados de vecinos. Anoche el juez penal de turno, Favio Igoldi, trabajaba en el lugar junto con el fiscal Carlos Mussi, el personal del juzgado y efectivos de la Policía para tratar de recabar los primeros indicios.

De acuerdo con lo señalado por vecinos, el matrimonio Ochoa residía “de toda la vida” en esa casa y era muy vulnerable la salud de ambos, principalmente la de Félix, a quien lo notaban con mayores dificultades para movilizarse.

La casa se levanta frente a una calle de doble mano, muy transitada e iluminada, a sólo dos cuadras de la comisaría Primera y a la misma distancia del hospital Zatti, que se ubica en Guido y Rivadavia.

Los vecinos conmocionados se agolparon ayer frente a la vivienda del matrimonio de ancianos, que eran muy apreciados en el vecindario. Además de la tristeza y la desazón, la situación generó mucha preocupación ante la posibilidad de que las muertes hayan sido provocadas en el marco de un robo.

DeViedma


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios