Convocaron al Consejo de Seguridad

Reacciones

La comunidad internacional reaccionó con generalizada alarma y rechazo al anuncio norcoreano de renunciar al Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), al tiempo que varios países reclamaron la intervención del Consejo de Seguridad de la ONU para solucionar la crisis.

* Estados Unidos calificó ayer de «locura» la decisión de Corea del Norte de retirarse del Tratado de No Proliferación Nuclear (TPN). «Espero que la dirección norcoreana se dé cuenta de la locura de sus acciones», dijo el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell. La decisión de Corea del Norte es «muy lamentable» y hace «más difícil la búsqueda de una solución» al problema de la presunta reanudación de las actividades nucleares en ese país.

* Japón y Rusia expresaron su procupación ante la decisión norcoreana de retirase del tratado que busca evitar una guerra nuclear y llamaron a Pyongyang a reconsiderar su postura.

*Surcorea. El Gobierno surcoreano decidió reunir con carácter urgente su consejo de seguridad para examinar su reacción tras el anuncio de Corea del Norte.

* China, el aliado más cercano de Norcorea, expresó preocupación, pero no exigió a Pyongyang retractarse de su decisión, aunque ofreció promover una solución pacífica a la crisis.

* UE. El alto representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Javier Solana, llamó por su parte a Corea del Norte a «reconsiderar su intención de retirarse del tratado y a reiterar su compromiso con la no proliferación y con la desnuclearización de la península coreana».

*Australia anunció que mandará una importante delegación a Pyongyang la semana entrante para tratar de hallar una «solución diplomática constructiva» a la crisis generada por la reactivación del programa nuclear norcoreano. (Télam)

Detienen a cientos de musulmanes

EE. UU.- Cientos de musulmanes que viven en EE.UU. fueron detenidos, y en algunos casos esposados de pies y manos, durante un procedimiento de inmigración para registrar su presencia en el país.

El procedimiento se transformó en una verdadera odisea para decenas de miles de personas que viven desde hace años en Estados Unidos, a raíz de que tuvieron que realizar distintos trámites. La medida forma parte de las nuevas reglas del Servicio de Inmigración estadounidense (INS) tras los atentados del 11 de setiembre de 2001.

Los musulmanes detenidos debieron fotografiarse, dejarse tomar las huellas digitales y ser interrogados, y en cientos de casos, terminaron en prisión por problemas inmigratorios.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios