Cuando los requisitos se hacen más flexibles

VIEDMA (AV).- La inscripción para los planes de vivienda del IPPV contempla varios requisitos,para unos de indispensable cumplimiento y para otros de menor rigurosidad. La diferencia fundamental está en el sistema utilizado para la adjudicación: si se trata de un plan de demanda libre el aspirante deberá someterse a una asignación de puntaje y competir con el resto de los interesados. Pero si se anota en para un barrio realizado a través de una entidad intermedia el puntaje deja de ser relevante, porque el IPPV se limita a analizar si los postulantes que aparecen en el listado -enviado por esa ong o gremio- cumplen con las pautas mínimas establecidas por el Fonavi. Este es el caso del polémico barrio entregado en Roca.

Según la información que remitió el IPPV a «Río Negro», lo primero que debe acreditar quien tenga intenciones de acceder a una casa es que forma parte de un grupo familiar, no poseer inmuebles y no ser adjudicatario anterior de planes. Luego se debe presentar el DNI de todos los integrantes del grupo familiar y más tarde someterse a una encuesta cuyos datos tienen el valor de declaración jurada.

Quienes deben someterse al sistema de puntaje deben responder sobre la cantidad de años de residencia en la localidad, las condiciones de habitabilidad de las casas que ocupan al momento de la inscripción, cantidad de hijos, condiciones laborales y sueldos, entre otros ítems. Todos esas respuestas proporcionan puntos que al ser sumados permiten ordenar una lista de prioridad. Los sueldos no dan puntaje, pero son el primer requisito que se exige. Para empleados públicos se pide un mínimo de 800 pesos y privados 1.150 en el grupo familiar.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios