Cuatro jóvenes mueren al caer con su auto a un lago en el Tigre

Estiman que iban a "un promedio de 180 kilómetros por hora"

BUENOS AIRES.- Cuatro jóvenes estudiantes de entre 20 a 24 años murieron ayer a la madrugada al caer con el auto en el que se movilizaban a un lago artificial de un complejo de casas quintas del Nordelta, en el partido bonaerense de Tigre.

Ocurrió a las 6.45, cuando los jóvenes salían del country a bordo de un rodado marca Volkswagen Fox-Cross. Regresaban a sus viviendas, en San Martín, luego de participar de una fiesta en un local nocturno. El conductor perdió el control del coche y el rodado cayó en un lago artificial que bordea el barrio privado «Los Castores». Los cuatro ocupantes murieron en el acto y demandó varias horas de trabajo extraer sus cuerpos de las aguas. Fueron rescatados por buzos tácticos de Bomberos de Tigre y efectivos de la comisaría segunda de Tigre que llegaron en primer momento tras un llamado al 911 realizado por una de las empresas de seguridad del complejo.

El jefe de la comisaría segunda de Tigre, Sergio Rodríguez, dijo ayer que no se puede establecer todavía «la verdadera causa del accidente», y en cuanto a la velocidad del vehículo dijo que hasta que no se tengan las pericias finales «no podemos decir nada». Sin embargo, luego afirmó que el auto circulaba a «muy alta velocidad», a «un promedio de 180 kilómetros por hora».

«Los cuerpos fueron rescatados entre los hierros del rodado y donde dos de los jóvenes tenían astillas de vidrios en el cuerpo a causa del fuerte impacto que dieron contra el fondo del lago profundo», señaló un vecino.

«Ya comunicamos a padres y familiares sobre el trágico final de los muchachos», añadió el jefe policial al mediodía. La policía identificó a las víctimas como Eduardo Carvita (26), Alexis Frachia (21), Sebastián Carvita (21) y Darío Fassano (22).

El complejo «Nordelta» se divide en 14 countries y barrios privados con lagos artificiales que rodean las parcelas y caminos. Tiene 1.600 hectáreas y está ubicado en el partido de Tigre, a 30 kilómetros al norte de la Capital Federal. El Fox Cross tocó un cordón y atravesó luego dos montículos de tierra, hasta que cayó en el lago artificial.

Peritos de la Policía Científica de Buenos Aires que trabajaron en el lugar comenzaron una investigación para determinar si las víctimas murieron ahogadas o producto del impacto.

El prefecto principal Guillermo Rodríguez, quien participaba ayer al mediodía en el operativo de rescate e investigación del trágico hecho aseguró que el siniestro ocurrió «adentro del country». Dijo además que la tragedia pudo haberse desencadenado por «una mala maniobra o un desperfecto mecánico». (Agencias)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios