De pesca en la cordillera

«¿Te han contado que ya he roto una caña?», pregunta Ismael Serrano. Y él mismo responde: «Pues sí, hemos ya sacado la licencia e iremos a pescar. No he pescado en mi vida; es decir, lo hice de pequeñito con mi padre, pero no tiene nada que ver con esto. Yo era un poco escéptico, pensaba que era aburrido. Les decía a los amigos que me invitaban: ¿pero al menos se puede hablar? Y de repente te das cuenta de que no se puede, no se debe hablar. Pero yo creo que lo de la pesca es lo de menos, fundamentalmente la vida interior que surge cuando uno pesca y la posibilidad de contemplar paisajes maravillosos que difícilmente encuentras en otros lugares. Tendré en San Martín de los Andes, entonces, un par de días para pasear, pescar y para comprar una caña a quien se la he roto», contó Serrano entre risas y distendido.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios