Denuncian brutal ataque de una patota en Regina

Tres menores de edad fueron atacados por unas veinte personas a la salida de un boliche. El padre de uno de los heridos denunció a la Policía y al personal de seguridad por no intervenir.

VILLA REGINA (AVR).- Tres jóvenes fueron salvajemente agredidos por una patota de 20 personas a la salida de un local bailable. El padre de una las víctimas, se quejó porque «ni el personal policial presente en el lugar ni el de seguridad del boliche intervinieron para evitar la golpiza».

Por el hecho, un joven de 16 años sufrió fractura del maxilar superior y pérdida de piezas dentarias, mientras que los otros dos sufrieron contusiones y escoriaciones en distintas partes del cuerpo.

El hecho ocurrió en la madrugada del 27 de febrero, a la salida del boliche La Base, aunque recién trascendió ayer. El mismo día el padre de dos de los menores formuló la denuncia correspondiente, y se esperaba que la justicia dispusiera la detención de los agresores, ya que casi la totalidad fueron identificados y son mayores de edad.

La denuncia fue por las lesiones recibidas por sus hijos y un amigo, pero además denunció el abandono de persona, ya que pese a que sus hijos alertaron al personal de seguridad del boliche sobre la posibilidad de ser blanco de la agresión, estos les recomendaron «salir del boliche, porque los problemas se arreglan afuera», según dijo el denunciante.

También consideró que hubo abandono por parte del personal policial,»ya que pese a estar a unos pocos metros de donde fueron agredidos, no intervinieron para evitar la golpiza. Incluso cuando ya los tres estaban en el piso, recién llegó un patrullero que no detuvo a ninguno de los agresores y sólo quería trasladar al chico de 16 años hasta el hospital, dejando a los otros en el lugar que fueron agredidos».

Adrián Flores, padre de dos de los chicos agredidos, señaló que por la brutal paliza que le dieron a sus hijos, utilizando palos, piedras y botellas, el menor de ellos sufrió un traumatismo en el rostro, con herida contuso cortante del labio superior, pérdida de piezas dentarias superiores inferiores y fractura compleja del reborde alveolar del maxilar superior.

Relató que el hecho comenzó en el interior del local bailable, cuando «uno de mis chicos bailaba con una prima. En ese momento vino uno de los integrantes de la patota a agredirlo porque no quería que estuviera con la chica. Después regresó con otras cinco personas, pero adentro no le pegaron».

Indicó que alrededor de las 6 de la mañana de ese día, cuando iban al salir del boliche, advirtieron la presencia de al menos 20 personas que los aguardaban afuera del local. «Ahí avisaron al personal de seguridad y pidieron que se llame a la policía, pero el personal dijo que los problemas de adentro se arreglaban afuera».

«Les pegaron con piedras, con botellas, con palos, incluso cuando los tiraron al suelo le seguían pegando patadas. A pocos metros estaba la policía pero no hizo nada. Ahora la denuncia ya está hecha, y estamos esperando que se detenga a quienes los agredieron porque casi todos son mayores de edad», dijo Flores.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora