Denuncian malas condiciones en establecimiento de Aluminé

ALUMINE (AZ).- Un grupo de padres de alumnos con capacidades diferentes pertenecientes a la escuela 165 de esta localidad denunciaron las paupérrimas condiciones en las que toman clases sus hijos.

Los niños concurren diariamente a una casa institucional, que no tiene las medidas de seguridad necesarias y tampoco cuenta con teléfono ni rampa de acceso. Los propios padres consiguieron amoblar parcialmente el edificio y pese a las innumerables quejas al Consejo Provincial de Educación nunca obtuvieron una respuesta favorable.

"Es una vergüenza, los chicos tienen clases en una casa que no está debidamente acondicionada para ese fin" denunció Esther Arriagada, una de la madres.

La situación ya está en conocimiento del CPE pero, según advierten los padres, hasta ahora nadie les entregó una respuesta adecuada a sus requerimientos.

 

Teléfono, otro déficit

 

Uno de los principales déficit que tiene este anexo de la escuela 165 es la falta de teléfono. En caso de emergencia, los docentes deben trasladarse hasta el edificio principal para poder comunicarse.

"Nuestros hijos sufren en carne propia la discriminación porque además de ir a la escuela en un edificio aparte tienen que soportar la falta de una estructura adecuada" agregó Ruth Segovia, otra mamá.

Los conflictos escolares ocuparon ayer el centro de la escena en esta localidad ya que un sector de la comunidad Poi Pucón resolvió tomar el distrito escolar en reclamo por la excesiva demora en la construcción de los nuevos baños en su escuela.

Según se supo, la medida se inició por la mañana y contó con el respaldo de otras comunidades de la zona como Carri Lil y Ruca Choroi.

El blanco de la quejas fue un empleado del Distrito a quien acusan de "no resolver los problemas en los establecimientos".


Comentarios


Denuncian malas condiciones en establecimiento de Aluminé