«Queremos que la Regata regrese a Neuquén para el año que viene»

Marcelo Barra, presidente del club Náutico La Ribera, organizador de la travesía, confía que la prueba pueda volver a largarse desde su histórico punto de partida para el año que viene.

Pasó la edición N°48 de la Regata Internacional del Río Negro y a pesar de que queda una más antes de llegar a la N°50, en el mundo del canotaje no se habla de otra cosa que no sea la edición que conmemorará las Bodas de Oro de la travesía más larga del mundo.

A lo largo de las diferentes etapas por dónde pasó la prueba este año, en las costas de los balnearios se vio a viejas glorias de la Regata asegurando su participación en alguna de las categorías vigentes. Todos quieren estar en esa edición especial que se viene dentro de dos veranos.

Sin embargo para algunos referentes que han hecho historia, hasta el momento resta resolver un tema puntual: retornar a la largada en Neuquén. Los actuales responsables de la organización de la prueba, pertenecientes al club Náutico La Ribera, intentaron este año regersar al punto de partida original de la travesía, pero cuestiones económicas ligados al cambio de escenario político en ambas provincias, impidieron la vuelta.

“Desde el día uno de mi mandato tuve la intención de largar desde Neuquén, se llegó a charlar con el Director de Deportes de esa ciudad, y también con la nuevas autoridades tras el cambio de gobierno. La intención era salir de Plottier y que la Regata atravesara toda la capital para que la gente pueda observar el paso de los competidores por el balneario. Era una etapa corta, con llegada a la Isla Jordán, de 25 kilómetros, vistosa. Fuimos por esa línea y tuvimos una reunión con el nuevo Secretario de Deportes provincial, Rubén García, pero quedamos en proyectar la idea para el año que viene”, nos cuenta Marcelo Barra, actual presidente del club organizador.

Barra admite que la falta de tiempo y de escenario político, atentaron contra el aporte de recursos que hubiera garantizado la largada desde Neuquén. Asegura hacer la Regata costó 30 millones de pesos y pone una referencia: cuando comenzaron las inscripciones, un mes antes del lanzamiento de la prueba, la nafta salía $320 y hoy sale casi $1000. “Los premios para los deportistas los empezamos a pagar en julio del año pasado en $6500. Hoy valen $32.000. Entonces el esfuerzo que ha hecho la institución es grande, también el de los palistas que sólo para moverse por la prueba a lo largo de una semana, tuvieron un gasto muy superior al que habían proyectado”.

“El Club Náutico La Ribera jamás tuvo intención de hacer plata con esta prueba, a los socios les cuesta un montón hacerla y el empujón que necesitábamos nos los dio el Gobierno de Río Negro. Ahora tenemos que enfocarnos en que la Regata regrese a Neuquén para el año que viene y ya comenzar a trabajar en Las Bodas de Oro de la prueba”, proyecta Barra quien a partir de marzo comenzará una recorrida de agradecimiento por las ciudades por dónde pasó la Regata este año y finalizar el periplo en Neuquén para tener un primer acercamiento para concretar el regreso de la travesia a esa provincia.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios