Después de varios años, las playas de San Martín tendrán salvavidas



SAN MARTIN LOS ANDES (ASM).- La contratación de guardavidas en playas del ejido municipal de San Martín será obligatoria a partir de la apertura de la próxima temporada de verano, con lo que se dotará de la tan reclamada como necesaria seguridad para bañistas en sectores de los lagos Lácar y Lolog, que caen en jurisdicción de la comuna.

Así lo dispone una extensa ordenanza aprobada por el Deliberante a instancias del bloque del Frepaso-Frente Grande, y que aborda múltiples aspectos de la implementación del sistema y de las obligaciones y condiciones de trabajo de los guardavidas.

La iniciativa recoge un sentido reclamo que se sucede año a año en esta ciudad, cuyas playas lacustres son visitadas por millares de turistas y residentes.

De hecho, en los fundamentos de la norma se señala que los guardavidas son anfitriones por excelencia de las playas y a ellos recurren los turistas ante cualquier consulta, lo que los convierte en referentes del lugar.

Sin embargo, la medida no será de aplicación en sectores bajo la jurisdicción de Parques Nacionales, que incluyen populosas playas como Catritre y Quila Quina, entre otras.

La normativa será de aplicación para el servicio de seguridad de actividades acuáticas dentro del ejido municipal, en zonas habilitadas como balnearios, natatorios, colonias de vacaciones y/o eventos deportivos acuáticos, clubes y toda otra actividad desarrollada en espejos de agua, sean éstas de dominio público o privado.

Cada año se abrirá un registro para guardavidas, en el que deberán inscribirse los interesados, con certificaciones y títulos habilitantes. La norma también incluye un apartado sobre reválidas de los guardavidas.

Luego y 30 días antes del inicio de cada temporada de verano, la comuna hará una convocatoria pública para seleccionar guardavidas.

El servicio será prestado en playas lacustres y/o fluviales por un guardavida cada 80 metros, incrementándose el personal tanto como sea necesario en función de la afluencia del público. En caso de natatorios, el servicio será prestado al menos por un guardavida.


Comentarios


Después de varios años, las playas de San Martín tendrán salvavidas