Doce candidatos y 17 listas, amplio abanico para

La mayoría de las propuestas pone el acento en la necesidad de obra pública.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Una oferta abundante y variada encontrarán los electores barilochenses el próximo domingo cuando concurran a las urnas para votar nuevas autoridades municipales.

Doce candidatos a intendente pugnarán por el máximo sillón del Centro Cívico, aunque los partidos en competencia serán diecisiete, ya que se suman cinco que adhieren a candidatos ajenos y presentan nóminas propias para el Concejo y el Tribunal de Contralor.

Los candidatos

El actual intendente Marcelo Cascón se presenta a la reelección con la boleta de la UCR, acompañada por Elena Weleschik como primera concejal. Ambos cargarán con el lastre de la dura derrota sufrida el domingo pasado en la elección provincial por su correligionario César Barbeito.

Entre sus principales competidores aparecen Omar Goye (Frente para la Victoria) y Carlos Valeri (Frente Grande), los dos como referentes políticos del actual gobernador electo Carlos Soria.

En la boleta de Goye va como primera aspirante al Concejo María Eugenia Martini, mientras que Valeri ocupa también esa candidatura en nombre del FG.

Se presenta además con buenas posibilidades y antecedentes de gobierno el partido SUR, con Darío Barriga como candidato a intendente e Irma Haneck como primer concejal.

Otra propuesta electoral es la del Frente Social del Pueblo, donde confluyen el Partido Socialista, el vecinal Pueblo y otras fuerzas menores, con la postulación a intendente de Gustavo Gennuso, acompañado por Leandro Lescano en el primer lugar para Concejo.

La Coalición Cívica ARI -que hoy ya tiene presencia en el Deliberante pero realizó una campaña muy limitada- concurre a la elección con la candidatura de la radical orgánica Silvia Frank (intendente), acompañada de Cristina Painemil (primera concejal).

También presentaron nómina propia Recrear-PRO, con la doble candidatura de Jorge Rojas para intendente y primer concejal, y el Partido Victoria Popular, que postula para la intendencia al actual legislador Osvaldo Muena, y como primer aspirante al Concejo a su sobrino Juan Pablo Muena.

Las opciones que van del centro a la izquierda aparecen representadas por el Partido Comunista (Arístides Terrile como candidato a intendente y a primer concejal), el MST-Proyecto Sur (con Ariel Aguerre también para los dos cargos) y el Partido Obrero-Frente de Izquierda, que propone a Armando Aligia como candidato a intendente y a Rafael Maigua, para el Concejo.

La lista se completa con Compromiso Cívico y Social, otra fuerza vecinal que lleva como aspirante a la intendencia a Carlos Bravo, acompañado por Gustavo Cepeda como primer concejal.

Cascón buscó exhibir como un logro la reforma tributaria progresiva de los últimos años y también su política de tierras y hábitat. Prometió profundizarla y dar respuesta a la fuerte demanda habitacional todavía insatisfecha. Dijo que reforzará el equipamiento para la prestación de servicios y dotará de mayores recursos y personal a las áreas de Inspección General y al departamento Tributario.

Por su parte Barriga (SUR), quien fue secretario de Economía, actualmente preside el Concejo Municipal, puso en el centro de su plataforma a la obra pública y se comprometió a construir la nueva terminal de ómnibus, a reactivar el Puerto San Carlos (luego de rescindir la actual concesión) y a desarrollar un plan de asfalto de 400 cuadras.

Otra de sus ideas es la de involucrar al municipio en forma directa en las políticas de seguridad. Dijo que para apuntalar la economía local es indispensable aprobar rápidamente los 17 proyectos de inversión privada “que hoy están frenados” en el municipio.

También Goye (FpV) dijo que pondrá el acento en la obra pública y anunció un ambicioso plan que incluye la construcción de un autódromo y la recuperación del Centro de Convenciones inconcluso para convertirlo en un complejo cultural. Insistió además en la prioridad de desarrollar un parque industrial en el Este de la ciudad con fábricas “no contaminantes” y con un polo textil que aproveche la lana de la región.

Goye es desde hace años presidente de la CEB y su campaña se vio alterada por las revelaciones que lo sindicaron como deudor municipal y le valieron incluso una denuncia penal.

Valeri desarrolló un minucioso trabajo barrial de varios meses y elaboró un pliego de propuestas fundado en la recuperación de los espacios públicos, plazas y playas lacustres y la “inclusión social” a través de la cultura y del deporte. También prometió concentrarse en la generación de empleo para los jóvenes.

Rojas (PRO) se propone asegurar la estructura de servicios urbanos “para los próximos 50 años”, con interconexión eléctrica, gasoducto, saneamiento cloacal, vertedero de basura y mejoramiento vial. Su idea es que ningún vecino tenga el asfalto a más de cuatro cuadras de su casa. También piensa ocuparse de la educación, talleres culturales y promoción del empleo para “recuperar los valores que se perdieron y lograr que la gente se sienta parte de la comunidad”.

Gustavo Gennuso (Pueblo) confeccionó su plan de gobierno en forma participativa y quiere generar una ciudad “amigable”, con fuerte autonomía y promoción de la “solidaridad” entre vecinos. Sus prioridades serán la atención a la niñez y la adolescencia, revertir las desigualdades y mejorar la prestación de servicios como paso previo a las políticas de reforma tributaria.

Aguerre (Proyecto Sur) fundó su propuesta en la promoción de la participación ciudadana, el ataque frontal a la exclusión social con un plan de “hambre cero” y la promoción de las economías regionales.

En tanto que Bravo (CCS) prometió dedicar máxima atención a las políticas turísticas, con mayor oferta y capacitación, y también la implementación de un programa de seguridad comunitaria.

Frank (ARI) es la única mujer en competencia y entre sus propuestas se destaca la atención de la educación y la cultura con espacios específicos, la construcción de gimnasios y una fuerte inversión en obra pública.

El ordenamiento de las cuentas públicas será una de las prioridades de Muena (PVP), quien también prometió trabajar en la “equidad distributiva” y la búsqueda de una “mejor calidad de vida” para los vecinos mediante la obra pública, la generación de empleo y la contención social.

Aligia (PO) sostuvo que su plan de gobierno apunta a generar empleo con salarios que cubran la canasta familiar mediante la obra pública y la promoción de productos regionales fuera de Bariloche, con aportes de nueva tecnología. También se propuso brindar servicios básicos que hoy faltan en los barrios y regularizar las “tomas”.

Desde el PC, Terrile promueve una revisión a fondo de la economía del municipio, rendición de cuentas transparente y generación de riqueza mediante el fomento de cooperativas, microempresas y pequeños productores, con el aporte de Inta, Invap y Centro Atómico.

Bariloche llega al domingo en medio de un complejo escenario producto de la erupción del volcán Puyehue, que alteró enormemente su economía y que hizo que este tema fuera parte de los asuntos a manejar por la futura gestión municipal.

elecciones 2011


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios