Dos escuelas necesitan la ayuda de padrinos

Son de El Huecú y Chos Malal y piden colaboración

EL HUECU/CHOS MALAL (ACHM).-Dos escuelas en la zona norte de la provincia del Neuquén buscan padrinos. En El Huecú la Escuela Primaria 328, que recientemente sufrió una explosión que produjo la voladura del cielo raso y la suspensión de clases, busca empresas que puedan apadrinar el colegio donando una cocina industrial fundamental para el preparado del refrigerio escolar y el funcionamiento del comedor.

En Chos Malal, en cambio, el Jardín de Infantes 16 orienta su búsqueda a gente que pueda gestionar cosas a los que ellos no tienen alcance, pero a la vez que estén dispuestos a compartir «el mágico mundo de la infancia».

La comunidad educativa de la escuela Primaria 328 de El Huecú necesita de padrinos que puedan donar una cocina industrial. Según lo informado por la comunidad educativa existía un compromiso de infraestructura del Distrito VII de Loncopué para realizar los trabajos pendientes en el edificio, pero hace de estos 15 días y sólo «han reparado el cielo raso dañado» con la explosión. Ahora necesitan de una cocina industrial y por eso buscan padrinos, dado que esta herramienta es fundamental para satisfacer las necesidades de desayuno y merienda para más de 300 alumnos, que es la matrícula con que cuenta el establecimiento educativo. Aclararon además que existen alrededor de 120 niños que concurren al comedor escolar, debido a la «condición socioeconómica con que cuentan sus padres», indicaron.

Por su parte, el Jardín de Infantes 16 de Chos Malal, que el pasado 13 de abril cumplió 25 años de vida institucional, también busca padrinos, pero aspiran a gente noble y solidaria dispuesta a compartir. El establecimiento que cobija a la mayor parte de los bajitos en edad preescolar de esta ciudad desea padrinos que «nos mimen y gestionen aquellas cosas a las que no tenemos acceso y de la mano seguir creciendo», indicaron desde el establecimiento. Además quieren que el o los padrinos recorran junto a ellos «el mundo mágico de la infancia que tanto necesita de los adultos».

Quieren personas «nobles, responsables, cooperadoras y solidarias» y a cambio ofrecen «un lugar y un tiempo único para compartir, aprender y enseñar».

La directora del establecimiento Blanca Puertas señaló que los que deseen apadrinar al Jardín de Infantes deberán comunicarse telefónicamente al 02948-421432 o bien acercarse al organismo sito en calle Jorge Newbery y Lamadrid.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios