Dos técnicos, dos mundos

Separados por casi 30 años, Josep Guardiola y Alex Ferguson, técnicos respectivamente de Barcelona y Manchester United, enfrentarán mañana en la final de la Liga de Campeones en Roma sus distintos conceptos futbolísticos, personales y culturales.

Ferguson, de 67 años, acumula 23 campañas en el banco del Manchester. Guardiola, de 38, aún no ha concluido su primera temporada como técnico y ha construido con pasión, entusiasmo y la seducción que le da su seguridad uno de los mejores Barcelona de la historia, que ha logrado Liga y Copa y buscará en Roma un inédito triplete.

«Dios, tenemos que jugar contra ellos», exclamó Sir Alex cuando vio al Barcelona endosar al Real Madrid el reciente 6-2. Pero también se quedó con cómo el Chelsea hizo sudar a los blaugranas a base de músculo y férreos marcajes en semifinales.

Ferguson acumula 33 títulos con el United desde que llegó en 1986. El éxito es fruto de su ambición, de su precisión, de su poder en el vestuario, de su figura de padre severo que premia y reta dentro de la familia de Old Trafford.

Enfrente, Guardiola, el técnico que corre la banda para celebrar goles, era entrenador cuando jugaba y ahora es jugador cuando entrena. A diferencia de su camaleónico rival, Guardiola no esconde que sólo tiene una carta ganadora en Roma. «Vamos a hacer lo de todo el año: apoderarnos del balón y apretar a Van der Sar». El novato osa desafiar con su idealismo a la perfecta máquina de producir éxitos de Ferguson.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios