Aguinaldo: más empresas de Río Negro y Neuquén se endeudan para pagarlo

Por la recesión, más compañías afrontan problemas de liquidez para pagar el medio sueldo anual complementario. Los bancos ofrecen más créditos y a bajas tasas de interés.

Las provincias de Río Negro y Neuquén no están exentas de la pronunciada recesión que se evidencia a nivel nacional. La contracción de la actividad está llevando a más empresas a solicitar asistencia financiera para pagar los aguinaldos de mitad de año.  

El ajuste fiscal y monetario implementado por el Gobierno nacional está provocando la paralización de muchas actividades e importantes caídas de ventas. El ciclo operativo de las empresas se ha alargado significativamente, con lo que estas tardan más en convertir sus inventarios en efectivo.  

Los problemas de liquidez derivados de esa situación han llevado a algunas compañías a solicitar préstamos bancarios, no para llevar adelante inversiones, sino para financiar capital de trabajo. Más específicamente, para pagar a sus empleados los aguinaldos.  

La buena noticia es que esta mayor necesidad de financiamiento de las empresas se encuentra con una mayor oferta de préstamos por parte de los bancos comerciales, y con bajas tasas de interés.  


Aguinaldo: la situación en Río Negro  


Las líneas de créditos bancarios para pago de haberes salariales no es algo nuevo. La novedad radica en el mayor número de empresas que se ven en la obligación de acceder a financiamiento para liquidar los sueldos, en particular el aguinaldo.  

El vicepresidente primero de la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro, José Luis Bunter, confirmó que ese mismo panorama se verifica en la provincia. Calificó de “terrible” la situación de las pymes, con caídas de ventas y aumentos de costos.  

Si tenés que juntar para el alquiler, la luz, el agua, todos los costos fijos de funcionamiento, y encima tenés el agregado de la mitad del sueldo para cada uno de los trabajadores, no llegás; muchas de las pymes no llegan”, explicó el dirigente, en alusión a las dificultades que tienen para pagar el medio aguinaldo.  

«Las pymes recurren, como última instancia, a estos créditos, se está utilizando mucho más ahora por la situación compleja que están viviendo.»

José Luis Bunter, vicepresidente primero de la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro.

Es por ello que, según señala, las líneas de créditos bancarios para liquidar haberes están siendo más usadas. “Las pymes recurren, como última instancia, a estos créditos, se está utilizando mucho más ahora por la situación compleja que están viviendo”, marcó. Además, marcó que las compañías vinculadas a productos de consumo no esencial son las más golpeadas por la recesión.  

Bunter es también el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Cipolletti. Señaló que en esa localidad del Alto Valle del río Negro los perjuicios de la crisis son morigerados por el presente de Vaca Muerta. “La situación en Cipolletti es complicada, pero no al extremo como otras provincias y localidades”, señaló, y agregó que en esa ciudad “la ventaja es que hay un nicho de gente a la que no le ha caída todavía esta problemática como consumidor, porque está relacionada con los hidrocarburos y cobra muy bien”.  


Aguinaldo: la situación en Neuquén  


El pulso económico de la provincia está marcado por la actividad hidrocarburífera, en particular por el desarrollo de la formación Vaca Muerta. Sin embargo, en algunos sectores el auge del oil and gas no es suficiente para contrarrestar los efectos de la recesión.  

Una de las actividades más golpeadas por la crisis es la construcción. Giulio Retamal, presidente de la delegación Neuquén de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco Neuquén), describió un preocupante panorama del sector. “Obviamente que las empresas están con problemas para pagar el aguinaldo, y hay bancos que están ofreciendo líneas de créditos para poder financiarlo”, marcó.  

“Las empresas están con problemas para pagar el aguinaldo, y hay bancos que están ofreciendo líneas de créditos para financiarlo.”

Giulio Retamal, presidente de la delegación Neuquén de la Cámara Argentina de la Construcción.

Entre las causas del duro presente de la actividad, Retamal señaló el aumento de los costos y valores de la construcción medidos en dólares, y el freno a la obra pública. “Las empresas que trabajan en obra pública son, sin dudas, las que peor la pasan y las que más problemas están teniendo”, marcó Retamal, y explicó que “los contratos se han paralizado, renegociado o ralentizado”.  

Daniel González, presidente de la Asociación del Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén (Acipan), informó que las ventas están cayendo fuertemente en la provincia. “Se notan muchas ofertas para incrementar ventas, creo que están deshaciendo los stocks, ya que tanto los fabricantes como los importadores se habían stockeado a precios altos apostando a una mayor devaluación, y a que iba a seguir la inflación”, aportó.  

“No va a haber ningún problema para pagar los aguinaldos, en la medida que siga esta asistencia financiera.”

Daniel González, presidente de la Asociación del Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén.

Sin embargo, descartó que las empresas no paguen el sueldo anual complementario en las próximas semanas, justamente por la gran oferta de préstamos bancarios que hay actualmente. “A la actividad privada nos están tirando por la cabeza los créditos, y a tasas muy interesantes”, marcó González.  

En la actividad industrial, el panorama es diferente en términos generales, ya que muchas fábricas trabajan directamente para las operadoras de Vaca Muerta. Roberto Enríquez, presidente de la Asociación de Industriales de Neuquén (Adineu), dijo que “para nada” hay problemas para pagar aguinaldos.  

“Neuquén es una isla, y todavía las grandes empresas están pagando en tiempo y en forma; normalmente cumplen.”

Roberto Enríquez, presidente de la Asociación de Industriales de Neuquén.

Según explicó el dirigente, la mayoría de las empresas industriales de la provincia no están afrontando problemas de liquidez ni descalces. “Neuquén es una isla, y todavía las grandes empresas están pagando en tiempo y en forma”, indicó Enríquez. 


Más crédito y más barato 


Una mayor oferta de créditos corporativos por parte de los bancos absorbe en gran medida las mayores necesidades financieras de las empresas en Argentina. Los préstamos son, en términos nominales, menos onerosos que hasta hace unos meses.  

Uno de los ejes de las gestiones del ministro de Economía, Luis Caputo, y del presidente del Banco Central, Santiago Bausili, es la reducción de los pasivos remunerados de la autoridad monetaria. A los mismos solo pueden acceder las entidades financieras.   

Las recordadas Leliqs se convirtieron en pases pasivos con la nueva gestión, y los pases pasivos se están convirtiendo, mayormente, en bonos y letras del Tesoro y en créditos para el sector privado. La mayor oferta de préstamos bancarios está, en parte, explicada por esta política.  

Comercios en crisis. Las ventas caen, y pagar aguinaldos se hace más difícil. Foto: Cecilia Maletti.

Asimismo, para reducir la emisión endógena generada por los pases, y para desincentivar su tenencia, el Banco Central ha avanzado con un agresivo recorte de la tasa de política monetaria. La estrategia es posibilitada por la continuidad de los controles cambiarios.   

La caída de la tasa de los plazos fijos y billeteras virtuales es consecuencia de esta medida, la cual aceleró la licuación de los ahorros en pesos de la población. No obstante, también se evidencia una importante reducción del costo financiero: acceder a préstamos bancarios es, nominalmente, mucho más barato.  

Otros factores que empujan a la baja los tipos de interés radican en la expectativa de que la inflación continúe bajando, y la competencia entre entidades bancarias para captar nuevos clientes y colocar sus productos. 

Las empresas pueden encontrar líneas de créditos para el pago de aguinaldos con tasas nominales anuales menores al 30%, es decir, con tasas de interés reales negativas. Los plazos de amortización son mayormente de seis meses, y algunas entidades ofrecen períodos de gracia de hasta 60 días. 


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora