EE.UU. afina los planes para un ataque a Irak

Asegura que una operación aérea no destruiría los arsenales de Saddam. Jordania teme por la inestabilidad que causaría en todo Medio Oriente.

Las versiones cada vez más fuertes sobre un ataque a Irak preocuparon al rey de Jordania, que ayer se entrevistó con Tony Blair para trasmitirle este mensaje.
WASHINGTON/LONDRES (Reuters/Télam -SNI) – Muchos de los sitios donde Irak esconde su arsenal de armas de exterminio masivo están «enterrados profundamente», por lo que sería difícil destruirlos sólo con poder aéreo, dijo ayer el secretario estadounidense de Defensa, Donald Rumsfeld.

Mientras, el rey Abdallah II de Jordania dijo querer conjurar ese ataque, al menos hasta la reanudación de las negociaciones de paz israelí-palestinos.

El rey jordano reiteró la necesidad de una conferencia de paz sobre Medio Oriente, en una reunión con el premier británico Tony Blair, en Londres, previa a los coloquios con George W. Bush, previstos hoy en Washington. «Una acción militar sobre Bagdad antes de haber reiniciado el proceso de paz israelí-palestino abriría una caja de Pandora, con graves consecuencias para la estabilidad de toda la región, y riesgos para los intereses norteamericanos en el área», había dicho el rey al Times de Londres.

La posibilidad de un ataque militar estadounidense que incluya acciones terrestres contra Irak, que algunos consideran inminente, relanzó la figura del vicepresidente Dick Cheney . Algunos incluso le ponen fecha al operativo: principios de octubre, pensando que en noviembre EE.UU. tiene comicios legislativos en los que los republicanos podrían verse beneficiados por un alza en la popularidad del gobierno en medio de una operación contra Saddam Hussein.

El diario USA Today señaló que Irak ha reflotado el rol y la figura de Cheney, afectada en las últimas semanas por los escándalos financieros por su gestión al frente de Halliburton, la petrolera texana que es investigada por irregularidades, la autoridad que controla y regula los mercados financieros.

En tanto,Rumsfeld rechazó precisar cómo Washington trataría de destruir el arsenal iraquí y, al mismo tiempo, criticó una serie de artículos contradictorios publicados por la prensa norteamericana sobre las posibilidades de un ataque estadounidense contra Iraq para derrocar a Saddam Hussein.

«Los iraquíes tienen gran parte de lo que hacen bien enterrado», dijo Rumsfeld en el campus del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, en Virginia.

Según el funcionario, los laboratorios móviles también representaban una dificultad para realizar esa operación con un ataque aéreo. «Un laboratorio biológico puede estar sobre ruedas y desde allí se puede hacer mucho mal», explicó.

«Además es móvil y se parece a cualquier otra casa rodante común», dijo al contestarle a una pregunta sobre por qué Estados Unidos simplemente no bombardeaba los sitios con «armas de exterminio masivo». «Por eso, la idea de que es fácil hacer simplemente lo que usted sugiere para llevarlo a cabo desde el aire es una malinterpretación de la situación (…) es una tarea mayor que la sugerida», agregó.

Según publicó ayer el diario The New York Times, Estados Unidos está explorando el concepto de tomar primero Bagdad y uno o dos puntos de mando y almacenes de armamentos clave para un derrocamiento rápido del gobierno iraquí. El artículo es el último de una serie publicados recientemente por la prensa especulando con las estrategias que podría utilizar Estados Unidos contra Irak.

Las mismas van desde un ataque desde tres frentes -Kuwait, Jordania y Turquía- a las recomendaciones de algunos generales que opinan que no se debería atacar. Esos artículos han provocado el enojo del presidente Bush y de Rumsfeld, quien dijo que quienquiera que revele información secreta estaría poniendo en peligro las vidas de soldados estadounidenses y por eso debería ser encarcelado.

¿El hijo de Osama a cargo?

Un reemplazo de Osa-ma ben Laden a la cabeza de Al Qaeda «no modificaría mayormente» la capacidad operativa de la red terrorista, estimó el lunes el secretario estadounidense de Defensa, Donald Rumsfeld.

El ministro estadounidense fue interrogado en un artículo del diario saudí Asharq Al-Awsat, según el cual Al Qaeda pasó a ser dirigida por Saad Osama ben Laden, el hijo mayor del jefe de la red, «después de los ataques estadounidenses contra las posiciones de Al Qaeda en Afganistán», agrega el diario, que cita «fuentes informadas».

Para el diario esta revelación «confirma la hipótesis de que Osama ben Laden estaría muerto o gravemente herido, lo que explica su eclipse». Rumsfeld no quiso comentar esas informaciones, pero, según él, Al Qaeda seguiría siendo peligrosa incluso con un cambio a la cabeza de la organización, a la que se acusa de ser la responsable de los atentados del 11 de setiembre.

«Dije desde el principio que si Osama ben Laden desaparecía -lo que sería agradable- ello no modificaría mayormente las operaciones de Al Qaeda. Hay 3, 4, 5, 6, 7 personas que conocen las cuentas de banco, que conocen a los actores-clave y son perfectamente capaces de realizar esta operación», dijo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios