Efecto Dilma: se desploman los mercados

La bolsa de Sao Paulo caía 4,70% y las acciones de Petrobras, 12,9%. Los economistas opinan que es urgente que la presidenta anuncie esta semana quién será su ministro de Hacienda.

ECONOMIA

Los mercados brasileños, que reclaman cambios en la política económica, reaccionaron este lunes con un fuerte retroceso a la reelección de la presidenta Dilma Rousseff en balotaje el domingo.

La bolsa de Sao Paulo caía 4,70% a 49.497 puntos al mediodía (14h00 GMT), tras registrar un desplome de 6% minutos después de la apertura.

Las acciones de la gigante estatal brasileña Petrobras, blanco de denuncias de millonarios desvíos de dinero que habrían beneficiado al gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y aliados, caían 12,9% el lunes.

El real también caía 3,21%, cotizado a 2,53 frente al dólar, tras haber llegado a desplomarse casi 4% al inicio del día.

“El mercado está reaccionando al resultado de las elecciones. Una parte ya lo había anticipado, la semana pasada, cuando Rousseff avanzó en las encuestas”, dijo a la AFP André Leite, analista de TAG Investimentos.

“Es urgente que la presidenta anuncie esta semana quien será su ministro de Hacienda”, dijo a la AFP el economista jefe de Gradual Investimentos, André Perfeito.

La mandataria Dilma Rousseff fue reelecta el domingo con 51,64% de los votos, un ajustado resultado frente al socialdemócrata Aecio Neves, que obtuvo 48,3%.

Aecio Neves, que prometía un giro liberal en la economía, era el candidato favorito de empresarios y mercados.

Los agentes económicos achacan a Rousseff una política con demasiada injerencia del gobierno, que no consiguió estimular el crecimiento ni mejorar la competitividad.

“El primer desafío de la presidenta ahora será anunciar qué hará con la política económica y las cuentas públicas. La presidenta tiene que intentar recuperar la confianza” perdida de los sectores económicos, señala José Francisco Lima Gonçalves, economista jefe del banco de inversiones Fator.

Rousseff prometió en su discurso la noche del domingo tomar medidas para “recuperar” el “ritmo de crecimiento”.

La mandataria de 66 años también prometió dar un “impulso a la actividad económica en todos los sectores, en especial el industrial”.

Tras un crecimiento espectacular de 7,5% en 2010, la séptima economía mundial ha registrado una magra expansión en los últimos cuatro años bajo el gobierno de Rousseff, y deberá crecer próximo a cero este año.

A esto se suma una elevada inflación (6,75% en 12 meses, por encima del techo de la meta oficial).

La presidenta, formada en economía, defiende su política económica y asegura que permitió mantener el desempleo en mínimos históricos (4,9%) y los salarios en un buen nivel tras 12 años de gobierno del PT que sacaron de la pobreza a 40 millones de personas según cifras oficiales.

Durante la campaña, no obstante, Rousseff indicó que haría cambios en la política económica y que sustituiría al ministro de Hacienda, Guido Mantega, en el cargo desde 2006. No ha informado aún quién será su sucesor.

El viernes, justo antes de la elección y tras fuertes bajas en días anteriores, la moneda brasileña había cerrado con alza de 1,99%, y la bolsa había avanzado 2,42%.

Esos retrocesos en el real y en la bolsa “están dejando a Brasil muy barato, es muy posible que se reviertan esas caídas, que atraiga a inversionistas”, señaló Perfeito.

Fuente AFP


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios