El arco opositor reclama la disolución de la DIE

Es el organismo policial sospechado de realizar tareas de inteligencia sobre los sectores críticos con la gestión del gobernador Jorge Sobisch. El pedido lo efectuaron a través de un proyecto de ley que presentaron en la Legislatura.



NEUQUEN (AN).- Los diputados de la oposición le solicitaron ayer al gobierno provincial que disuelva la Dirección de Información del Estado (DIE), un organismo que depende de la policía provincial y que está sospechado de realizar tareas de inteligencia sobre los sectores críticos con la gestión del gobernador Jorge Sobisch.

El pedido lo efectuaron a través de un proyecto de ley que presentaron en la Legislatura, divulgado en una conferencia de prensa conjunta y respaldado por los organismos de derechos humanos aunque con diferencias: "No estamos de acuerdo con el mantenimiento de estas áreas", señalaron desde la APDH.

El principal argumento con el que fundamentaron el pedido fue que, a diferencia de lo que ocurre con los organismos de inteligencia nacionales, la DIE funciona sin ningún tipo de control parlamentario. También resaltaron que el gobierno se negó a informar qué tareas realiza.

"Esta oficina está violando principios constitucionales porque no se sabe cuál es el límite que tiene para su funcionamiento. El derecho a la intimidad y privacidad están resguardados por la Carta Magna, y la inteligencia sólo debe hacerse sobre actividades criminales específicas como el narcotráfico", planteó Carlos Moraña (ARI).

El proyecto de ley contempla la disolución de la oficina, el pase a otras dependencias policiales del personal que trabaja en el área y la derogación de los artículos 39 -inciso C- y 42 de la ley orgánica de la policía (2081) que reglamentan su funcionamiento. Del MPN, que cuenta con mayoría en el recinto, dependerá la aprobación o el rechazo de la iniciativa.

Los cuestionamientos de los diputados hacia la DIE comenzaron en 2004, luego de que Omar Raimondo, subsecretario de Seguridad en ese momento, se negara a informar las tareas que desarrollaba el organismo con el argumento de que está bajo "reserva de información".

A principios de semana resurgieron, cuando le solicitaron al titular de la dirección que informe qué actividades desarrolla. Ese pedido lo hicieron luego de que altos oficiales de la policía denunciaron que entre los obreros de la UOCRA que desalojaron a los docentes en marzo último había infiltrados efectivos de la fuerza.

El jefe de la policía Carlos Zalazar, remitió el jueves una nota a los diputados en la que rechazó la solicitud que le hicieron al comisario Carlos Oscar Fenández, quien está al mando de la DIE.

"Se trataría de una interpelación y el citado oficial superior no es un funcionari político", sostuvo. "No hay inconvenientes en que se reúna sólo con el diputado Ariel Kogan (PJ)" quien actuó de interlocutor para pedir la reunión, remarcó Zalazar. La propuesta fue rechaza por los diputados. "Todos tenemos el derecho constitucional para reunirnos con el titular de la DIE", respondieron.

En paralelo enfatizaron que "si el gobierno quiere tener una oficina de inteligencia debe estar supervisada por una comisión parlamentaria y debe tener bien definidas cuáles son sus funciones".

Los legisladores revelaron que tienen sospechas de que el organismo esté realizando tareas de inteligencia sobre militantes de organizaciones sociales opositoras al gobierno, e incluso a periodistas críticos. También afirmaron que el organismo habría adquirido equipamiento tecnológico para interferir comunicaciones telefónicas tanto fijas como móviles.


Comentarios


El arco opositor reclama la disolución de la DIE