El cóndor aletea solo el uno por ciento en vuelos de 5 horas

Es un hallazgo de la investigación del Conicet y la Universidad Nacional del Comahue con la Universidad de Swansea del Reino Unido en Patagonia.

El cóndor andino se organiza en jerarquías. Los machos adultos son los que eligen los lugares para comer y pernoctar.

El cóndor andino se organiza en jerarquías. Los machos adultos son los que eligen los lugares para comer y pernoctar.

Admirable: el cóndor andino aletea solo el uno por ciento del tiempo de su vuelo. Puede recorrer por más de 5 horas y 170 kilómetros solo planeando entre corrientes de aire ascendentes que analiza minuciosamente para tomar decisiones instantáneas de acuerdo a las condiciones del ambiente.

Esos detalles fueron aportados por una investigación que hicieron en colaboración el equipo de científicos liderado por Sergio Lambertucci, del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (INIBIOMA, CONICET-UNCOMA), y la Universidad de Swansea, Reino Unido.

Pudieron estimar por primera vez el costo energético del vuelo del cóndor andino, cuyo nombre científico es Vultur gryphus. Usaron tecnología de última generación. El trabajo fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

El cóndor es una de las aves planeadoras más grande del mundo, y puede llegar a pesar hasta 15 kilos. Su supervivencia depende de una gran eficiencia en su vuelo: gasta la menor cantidad de energía posible para trasladarse, particularmente cuando tiene que acercarse y alejarse del suelo en busca de alimento.

Como es un carroñero, depende de animales muertos, y tiene que recorrer áreas muy grandes para poder encontrar esa carroña. Si ese recorrido es costoso, el cóndor tendría que pasar mucho tiempo comiendo. Pero reduce al mínimo el gasto de moverse, para poder mantenerse en el aire y recorrer grandes áreas”, explicó Lambertucci.

El trabajo consistió en estudiar en muy alta resolución el movimiento de cóndores inmaduros en la zona andina de Bariloche, en la provincia de Río Negro, durante 10 días. Para eso usaron una tecnología novedosa que consiste en un dispositivo que incluye un acelerómetro, magnetómetro, medidor de presión y además usaron un GPS.

“Estos dispositivos nos permitieron tomar mucha más información comportamental de la que toma un GPS por sí solo, ya que colectan hasta 40 datos por segundo, permitiéndonos conocer en detalle cómo vuelan los cóndores y con qué costo energético. Con los datos de los dos dispositivos uno puede describir comportamientos, ver a dónde fue a comer, dónde fue a tomar agua, y cuándo aletea”, comentó.

La conclusión del trabajo es que los cóndores son híper eficientes aprovechando corrientes de aires ascendentes tanto las dinámicas generadas por los vientos y la rugosidad del paisaje, como las térmicas. grandes distancias.

Los integrantes del Grupo de Investigaciones en Biología de la Conservación (GrInBiC) tienen su página en Facebook, donde van compartiendo sus hallazgos con la comunidad en general e invitan a participar en propuestas de ciencia ciudadana. Aquí está: https://www.facebook.com/GrInBiC/.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El cóndor aletea solo el uno por ciento en vuelos de 5 horas