El crédito que pidió Gutiérrez ya se debate en la campaña

El flamante candidato a gobernador de Neuquén, Ramón Rioseco dijo que se “dilapidará con fines electorales”. Al igual que en 2015, intervino el Credit Suisse.



#

La Casa de Gobierno de Neuquén luce sus adornos navideños pero está casí vacía por el mega asueto resuelto por el gobernador.(Foto: florencia salto )

El gobierno provincial se “autoregaló” para Navidad un crédito de 100 millones de dólares a pagar en siete años, pero la operatoria con el Credit Suisse no cayó bien en la oposición a la administración de Omar Gutiérrez.

El candidato a gobernador por el Frente Unidad Ciudadana Neuquino, Ramón Rioseco, fue el primero en salir a cuestionar el préstamos informado el viernes porque evaluó que “se dilapidará con fines electorales”. El monto equivale a unos 3.900 millones de pesos al tipo de cambio actual y pagará una tasa Libor más un 7%, equivalente a un 9,45% anual a la fecha.

“En vísperas de la campaña electoral, el MPN repite la historia, tomando un multimillonario crédito que dilapidará con fines electorales. Todavía estamos pagando servicios de deuda de la campaña del 2015 en la que, literalmente, tiraron la casa por la ventana para asegurar la elección del hasta ese momento desconocido Omar Gutiérrez”, planteó el actual parlamentario del Mercosur tras conocerse el nuevo endeudamiento.

Hizo referencia así al crédito de 115 millones de dólares que tomó en 2015 el exgobernador Jorge Sapag antes de dejar el gobierno y luego de otorgar a los estatales una suba del 30% en una cuota. Ese préstamo se comenzará a amortizar recién en el 2020, aunque la provincia ya está pagando intereses.

El nuevo endeudamiento anunciado por el gobierno se tomó con el mismo banco y con el objetivo de “recomponer el stock de caja”. “No promete obras ni servicios, lo que le dará la discrecionalidad buscada con fines electorales. Este círculo vicioso de endeudamiento para gastos corrientes debe ser cambiado por uno de inversión en producción e infraestructura”, planteó Rioseco.

También desde el Frente de Izquierda, la precandidata a diputada Patricia Jure cuestionó que “es una hipoteca a favor de la usura” y lo contrastó con que “el gobernador alardeaba con que Neuquén tiene superavit y es la mejor provincia del país”.

Según el gobierno, “el crédito de 100 millones de dólares hará que el año finalice con un desendeudamiento neto de 202 millones de dólares”. Aseguraron que “tiene por objeto recomponer el stock de caja empleado para la amortización de deuda y la merma de las transferencias de Nación operadas durante el corriente año”.

El acuerdo se realizó en el marco de la ley 3103 que autorizó a la provincia a realizar operaciones de crédito público en el 2018 por hasta 6.800 millones de pesos o su equivalente en dólares (174 millones al tipo de cambio actual). Esa norma preveía la colocación de los bonos Tideneu II por un plazo de hasta 15 años, pero la provincia debió optar por la figura de un préstamo a siete años en un contexto desfavorable para el país frente a los mercados internacionales.

La provincia tiene alrededor de un 65% de su deuda pública en dólares.

El dato

Datos

9,45%
es la tasa de interés que pagará el nuevo crédito. En el 2015, Jorge Sapag colocó al 7,47% con el mismo banco.

Comentarios


El crédito que pidió Gutiérrez ya se debate en la campaña