El «Depo» decoró con media docena

Gran actuación para cerrar una campaña brillante.

Ganó, goleo y gustó. Esa exigencia del «tablón», tan vieja como el fútbol mismo, es la que le regaló Deportivo Roca a su gente, redondeando así una notable campaña que ya lo había consagrado campeón hace una semana atrás. Ayer superó sin dificultades a Saltense por 6 a 2, en la fecha final del Apertura.

Era de esperar que en un partido en donde no existían grandes urgencias se daría abierto y sin marcas rigurosas. Fue así que desde la pitada inicial fueron los «naranjas» los que buscaron rápidamente el desnivel. Hasta el gol de Conte sobre la media hora de juego, las situaciones de riesgo -tres muy claras- habían sido propiedad exclusiva del dueño de casa.

A todo esto Saltense, intentaba acercarse a Contreras, pero chocaba con sus propias limitaciones. Sin embargo a cinco minutos del final de la etapa… sorpresa en el «Maiolino». Pablo Cides -de buena actuación hasta que fue expulsado- aprovechó una duda en la ultima línea local y con un soberbio remate dejó las cosas como al principio.

Luego del descanso, Saltense estuvo a punto de ponerse en ventaja pero Quintupil falló el tiro del final. Con esta jugada se esfumó la ilusión de Saltense de ganar el partido, ya que solo dos minutos más tarde, una arremetida de Diego Alvarez por el centro del área sirvió de adelantar nuevamente al «Depo» en el marcador y comenzar a edificar la goleada.

En el último tramo llegaría una verdadera lluvia de goles. El partido seguía siendo abierto y si a ésto se le suma los espacios creados en el campo como consecuencia de los expulsados (los dos equipos terminaron con 9) no era de extrañar que las emociones se seguirían sucediendo.

Primero fue el reaparecido Carlos Muñoz que con un cabezazo estiraría la diferencia a dos. Solo un minuto más tarde, una enorme jugada de Conte que desparramando rivales por la derecha, ponía el segundo de su cosecha personal y el cuarto de su equipo.

Ya era goleada y restaba esperan por cuanta diferencia ganaría el «naranja». Pero Saltense encontraría el descuento por intermedio de Jorge Salazar. El defensor en su festejo por la conquista, descubrió una camiseta de Cipolletti que tenía puesta debajo y se la mostró de manera desafiante a la tribuna local. Esto motivó en airadas reacciones por parte de la parcialidad local y el árbitro Gómez, en acertada decisión, expulsó al jugador por incitar a la violencia.

Quedaría tiempo para que el «Depo» decorara el marcador con un par de conquistas más. Primero fue el ingresado Martínez el que venció por quinta vez a Matucci. A seis del final Sebastián Muñoz coronó su buena actuación para cerrar la fiesta.

«Con todo al Argentino B»

Todo era festejo en el vestuario local y un eufórico Alberto Saldico dejó sus impresiones: » Estoy muy feliz de festejar mi cuarto título con Roca. Ahora iremos con todo al Argentino «B». Me tengo mucha confianza. Creo que si hacemos bien las cosas tenemos posibilidades de llegar. Sólo nos está faltando más tiempo de trabajo en la semana».

Mientras los jugadores recibían con beneplácito la decisión del técnico de licenciarlos por dos semanas, el «Beto» habló del tema refuerzos: » Hay algunos nombres en carpeta que se resolverán, en su mayoría, en esta semana. ¿Nombres? Lo de Gutiérrez está cerca. Lo de Guzmán (arquero de Experimental) y lo de Matías Aguirre también puede ser», concluyó.

Lo cierto es que la mayor preocupación que tiene Saldico es contar con un delantero grandote, de área y que sirva para «pivotear». La urgencia es porque Diego Alvarez debe cumplir con una suspensión de 5 fechas. Algunas voces que se escucharon en la platea, hablaban de que es muy probable la llegada de Juan Sánchez, actualmente en Centenario. El otro nombre que quiere el técnico en el plantel, es el de Pablo Astigarraga.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios