AHORA: Lazaro Báez fue condenado a 12 años de prisión

El derrumbe del cerro sepultó a 1.000 animales

Afectó una laguna en la zona del norte neuquino.

CHOS MALAL (ACHM).-Preocupa en el norte neuquino el desmoronamiento de un cerro que afectó una laguna y mató a un millar de animales. En el lugar se detectaron filtraciones y se teme que el cerro donde se encuentra la laguna también se desmorone, haga desaparecer el espejo de agua y genere además problemas para los lugareños que tienen en ese sector sus campos de veranada.

Una patrulla de la policía llegó a cercanías del lugar conocido como "Cajón Chico", para constatar la denuncia efectuada por pobladores, y envió un informe a Defensa Civil de la provincia que confirma el alud y solicitan la intervención del organismo.

En los primeros días de marzo, un poblador alertó a la comisaría 32 de Buta Ranquil que un cerro se había derrumbado, y una parte había caído en una laguna, además de sepultar a muchos animales.

El hecho ocurrió en el paraje "Cajón Chico" y una patrulla de efectivos policiales de Buta Ranquil partió hacia allí el 4 de marzo.

 

Difícil acceso

 

El lugar es de difícil acceso por lo que debieron llegar a caballo luego de andar más de siete horas, para recién arribar a inmediaciones de la zona afectada.

Ni los vecinos ni la policía salen aún de su asombro, ya que un cerro que estaba junto a otro, donde se encuentra una laguna, se derrumbó.

Del hecho se elaboró un informe y se tomaron fotografías que fueron enviadas a Defensa Civil de la provincia, y pidieron la intervención del organismo para verificar el lugar afectado, ya que se trata de una zona de difícil acceso a la que sólo se puede llegar en helicóptero.

Se estima que el cerro donde se encuentra la laguna tendría filtraciones que habrían generado, con el correr del tiempo, que el que se encontraba al lado se desmoronara.

El alud de piedras y tierra generó varios problemas.

Uno de ellos tiene que ver con que parte del mismo cayó a la laguna y según el informe policial, otra laguna se formó a raíz del derrumbe que tapó parte del sector que los vecinos conocen como "Cajón Chico".

Asimismo, otra parte del cerro dejó bajo los escombros a un millar de cabras, que pastaban en ese lugar donde se encuentran situados campos de veranada.

El acontecimiento ha generado preocupación y temor en los lugareños quienes esperan que tanto Defensa Civil como especialistas puedan arribar a la zona para determinar qué es lo que está ocurriendo, máxime se si tiene en cuenta que se teme que un nuevo derrumbe provoque el rebalse o que la laguna desaparezca.

Pero además porque no es la primera vez que el norte neuquino es escenario de episodios de esta naturaleza.

El pasado 25 de febrero, en el paraje "Auquinco" a unos 45 kilómetros de Chos Malal, hubo un desprendimiento de tierra en la propiedad de la familia Hernández.

Un poblador del lugar, identificado como José Seguel, presenció lo sucedido y la policía pudo constatar la veracidad de sus dichos, como así también que había ocurrido en un lugar denominado "Vega El Gringo", donde se produjo un desmoronamiento, presuntamente por las filtraciones de agua.

El antecedente más cercano a este hecho data de agosto del 2002, en la paraje Los Menucos, cuando un cerro sufrió desmoronamientos que generaron daños en unos 300 metros de la ruta provincial 41 -que une Chos Malal con Tricao Malal- que desapareció , al mismo tiempo que unas 20 hectáreas de tierra sufrieron un corrimiento de entre 15 y 30 metros hacia la margen derecha del río Curi Leuvú, se estimó entonces.


Comentarios


El derrumbe del cerro sepultó a 1.000 animales