El detenido por la masacre de Merlo se negó hablar sobre el hecho

Admitió ante la Justicia que tenía una “relación conflictiva” con su ex mujer, pero se negó a hablar sobre si tuvo vinculación con los homicidios.

POLICIALES

Por recomendación de su defensor oficial,Cristian Ledesma Méndez, alias “Memo”, solo se refirió ante el fiscal de Morón Sergio Dileo a lo sucedido antes del hecho, y luego fue trasladado nuevamente a la Unidad de Detención 46 de José León Suárez, en el partido de San Martín

“Soy inocente, que se sepa la verdad por el amor a Jesús”, gritó a los periodistas en medio del traslado.

Cuando fue consultado sobre si había matado a su hijo, una de las ocho víctimas, lo negó.

Una vez ante el fiscal, Méndez comenzó a contar que hace tres años mantuvo una relación con María Karina Flamenco (38), pero después se pelearon por “problemas económicos” y ella volvió con su anterior pareja, Gastón Olivera (31), relató un vocero.

“Memo” acusó a Karina de haberle hecho una “macumba con San La Muerte” y dijo, sin precisar cuándo, que había ido a la casa de ella “para ver si seguía con Gastón”, en relación a Olivera, que era su actual pareja, pero los chicos del barrio lo echaron.

En ese momento, como el imputado se situó en el lugar de los crímenes, el fiscal comenzó a indagarlo sobre cuando había estado, pero el acusado comenzó a ponerse muy nervioso y a pedir la presencia de un pastor evangélico.

Entonces, el abogado le recomendó a Méndez no continuar con la declaración y poco después una persona de esa religión fue llevada a la fiscalía para hablar con el sospechoso, ya que los presentes consideraron que estaba muy violento.

Finalmente, cuando la situación comenzó a tranquilizarse, el fiscal Dileo dispuso que sea trasladado nuevamente al penal y en base a la prueba reunida, en 15 días solicitará al juez de Garantías Alfredo Meade su prisión preventiva.

Méndez fue mencionado desde el inicio de la investigación como sospechoso, ya que según declararon familiares y vecinos de las víctimas vivía acosando y amenazando a su ex mujer por haber vuelto a convivir con Olivera.

El imputado tiene una denuncia por maltrato, radicada el 7 de marzo en la comisaría de la localidad de Parque San Martín y Karina le temía tanto que cerraba su casa con candado.

DyN


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios